Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tottenham y Chelsea, señalados por la trifulca de Stamford Bridge

El Tottenham y el Chelsea han sido acusados de perder el control de sus jugadores y su cuerpo técnico después del duelo de alta tensión que se disputó el lunes, que desembocó en una batalla campal sobre el terreno de juego de Stamford Bridge.
El Chelsea fue capaz de remontar durante la segunda mitad un 0-2 que finalizó en un empate a dos goles, privando a sus vecinos de la capital inglesa de un triunfo y otorgándole el título de la Premier matemáticamente al Leicester City.
La Asociación de Fútbol inglesa (FA) publicó un comunicado en el que reflejó acciones punibles de sanción en tres tanganas separadas, en los minutos 45 y 87 y después del pitido final, una trifulca que se prolongó hasta el túnel de vestuarios y por la que adoptarán medidas en las próximas fechas.
El centrocampista del Tottenham Mousa Dembele también fue acusado por un presunto acto de conducta violenta después de que las repeticiones mostradas por televisión le captaran intentando meterle el dedo en el ojo al delantero rival Diego Costa, algo que podría conllevar un castigo para el internacional belga que podría extenderse hasta la campaña siguiente.
"Se alega que el castigo estándar para el jugador que constituye la conducta violenta de tres partidos que normalmente se aplica es claramente insuficiente", publicó la organización. El futbolista tiene hasta este jueves para responder a los cargos individuales de los que se le acusa, mientras que los clubes podrán hacerlo hasta el lunes.