Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane, inhabilitado tres meses por entrenar sin el título requerido

El entrenador del Real Madrid Castilla, Zinédine Zidane, ha sido sancionado con tres meses de suspensión por el Juez Único de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF), por ejercer como técnico del filial madridista sin contar con la titulación requerida, y el club blanco ya ha anunciado que agotará "todas las vías jurídicas" para defenderle al entender que esta decisión "no se ajusta a derecho".
El Juez Único de Competición, Francisco Rubio, ha atendido así a la denuncia del director de Cenafe Escuelas, Miguel Galán, y ha impuesto tres meses de suspensión a Zidane y a Santiago Sánchez, primer y segundo entrenador del Castilla, que milita en Segunda B; al primero, por no tener el título de nivel 3, necesario para poder entrenar en España, y al segundo, por ceder su título para que el galo desempeñase las funciones de entrenador.
El exjugador madridista se hizo en Francia con la licencia UEFA A, que según la normativa de la Real Federación Española de Fútbol equivale al nivel 2, y permanece a la espera de que la Federación Francesa le apruebe las 360 horas de prácticas obligatorias para lograr el nivel 3.
Ahora, el Real Madrid puede recurrir la sanción ante el Comité de Apelación, y, si no se resolviese, ante el Tribunal Administrativo del Deporte, dependiente del Consejo Superior de Deportes.
Tras conocerse la decisión del Juez Único de Competición, la entidad madridista ha expresado su "desacuerdo" a través de un comunicado. "El Real Madrid quiere manifestar su absoluto desacuerdo con la citada resolución, toda vez que, en cualquier caso, Zinédine Zidane está habilitado por la Federación Francesa de Fútbol para ejercer de primer entrenador en la categoría en la que se encuentra el Real Madrid Castilla, tal y como se acredita con el certificado emitido por dicha Federación el 13 de octubre de 2014", reza el escrito.
Además, anuncia que tomará las medidas precisas. "El Real Madrid agotará todas las vías jurídicas al entender que esta decisión no se ajusta a derecho", concluye.