Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia confirma el descenso administrativo a Segunda División B del Guadalajara

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha anunciado este miércoles que el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo ha confirmado el descenso de categoría del CD Guadalajara SAD a Segunda División B, producido antes del inicio de la campaña 2013-2014 por irregularidades en su ampliación de capital durante el verano de 2012.
"La sentencia desestima íntegramente el recurso interpuesto por el Club Deportivo Guadalajara SAD contra la resolución del Comité Español de Disciplina Deportiva, que confirmó la adecuación a derecho de la sanción de descenso de categoría y multa accesoria por importe de 90.151,81 euros, impuesta por Comité de Disciplina Social y el Comité Social de Recursos de la LFP. Asimismo, impone expresamente las costas del procedimiento judicial al CD Guadalajara, SAD", señala en un comunicado de la LFP.
Al Guadalajara se le acusó de estafa, apropiación indebida y administración desleal de sus dirigentes en el proceso de ampliación de capital de 2.900.000 euros en el verano de 2012, motivo por el que la LFP decidió descenderle administrativamente en junio de 2013.
La patronal remarca que la sentencia, con fecha del 22 de octubre y que le fue notificada ayer martes, "confirma todos y cada uno de los argumentos esgrimidos" por sus servicios jurídicos y sus órganos disciplinarios acerca de la comisión, por parte del club manchego, "de una infracción muy grave" a la legislación deportiva estatal y a sus Estatutos Sociales "en su proceso de suscribir el capital social mínimo fijado por la Comisión Mixta" y de acuerdo con la Ley del Deporte.
"En concreto, la sentencia confirma que el CD Guadalajara incumplió los deberes y compromisos asumidos con el Estado y con los Clubes/SAD de la LFP, tendentes a alcanzar el capital social mínimo exigido por la legislación deportiva vigente, dado que la ampliación de capital formalizada entre julio y agosto de 2012 no se produjo realmente", explican desde la entidad que preside Javier Tebas.
La LFP indica que el dictamen recalca que "dicha ampliación de capital se organizó mediante personas vinculadas al club", por lo que "el dinero que entraba en la entidad deportiva, como aportación para la ampliación de capital, salía inmediatamente después a beneficio de sociedades vinculadas, que lo volvían a ingresar en la Sociedad como nuevas aportaciones, por lo que se trataba de aportaciones ficticias".