Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El expresidente de la Federación de Guatemala se declara no culpable en EEUU por el caso FIFA

El expresidente de la Federación de Fútbol de Guatemala (Fedefut) Brayan Jiménez se declaró no culpable este miércoles de los cargos de participar en un amplio esquema de corrupción en el seno de la FIFA.
Jiménez presentó su declaración a través de un abogado ante una corte federal en Brooklyn un día después de ser extraditado. El ex dirigente había sido arrestado en Guatemala en enero.
El juez Ramón Reyes fijó una fianza de 1,5 millones de dólares (1,38 millones de euros) y determinó que Jiménez, de 61 años, esté confinado en la casa un amigo en Nueva Jersey. Jiménez, quien asumió la presidencia de la Fedefut en 2010, podría plegarse a un acuerdo de delación compensada.
La FIFA quedó sumida en un escándalo global después de que fiscales estadounidenses detectaran unos 200 millones de dólares (184 millones de euros) en supuestos sobornos por la venta de derechos de televisión e imagen, en los que estarían implicados decenas de directivos y empresas vinculadas al ente rector del fútbol mundial.
Jiménez y el ex secretario general de la Fedefut Héctor Trujillo han sido acusados de recibir al menos dos pagos de "seis cifras" de la empresa Media World -filial del grupo español Imagina- por los contratos de transmisión de la selección en las eliminatorias para los mundiales de 2018 y 2022.