Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia suiza dice que Infantino no está siendo investigado tras un nuevo allanamiento a la sede de la FIFA

Las autoridades suizas afirmaron este viernes que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, no está bajo investigación, poco después de que la sede del ente rector del fútbol mundial fuera allanada en el marco de una investigación en curso por corrupción.
La Fiscalía General de Suiza (OAG, por su sigla en inglés) dijo que documentos y datos electrónicos habían sido incautados en la operación realizada el día anterior.
La entidad judicial añadió que la investigación involucra a las personas nombradas en comunicados anteriores y también a sospechosos desconocidos en la investigación por corrupción que ha golpeado a la FIFA desde hace poco más de un año.
"Como parte de las investigaciones penales en curso por el caso de la FIFA, la Oficina del Fiscal General de Suiza (OAG, por su sigla en inglés) realizó un allanamiento de la sede de la FIFA el 2 de junio de 2016, con el objetivo de confirmar los hallazgos existentes y obtener más información", dijo la OAG en un comunicado.
Esta semana, el comité de ética de la FIFA aclaró que no existe un procedimiento formal contra Infantino, después de que un diario alemán informase de que el suizo se enfrentaba a una posible sanción provisional por conductas poco éticas. El comité no quiso confirmar o negar si habían tenido lugar investigaciones preliminares.
Infantino, exsecretario general de la UEFA, reemplazó a su compatriota Joseph Blatter en febrero prometiendo limpiar una organización que se ha visto durante años afectada por escándalos de corrupción.
Investigaciones criminales en Estados Unidos y Suiza han dado lugar a condenas por corrupción contra decenas de dirigentes del fútbol, muchos de ellos presidentes de asociaciones nacionales o continentales.