Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella defiende una candidatura "sin elefantes blancos" basada en un modelo "ajustado a la austeridad"

BUENOS AIRES (de la enviada especial de EUROPA PRESS Virginia G. Fontcuberta) La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha definido este viernes la candidatura madrileña para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020 como una en la que "no hay elefantes blancos" y basada en "un nuevo modelo ajustado a la austeridad" que requieren las circunstancias económicas mundiales.
BUENOS AIRES (de la enviada especial de EUROPA PRESS Virginia G. Fontcuberta)
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha definido este viernes la candidatura madrileña para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020 como una en la que "no hay elefantes blancos" y basada en "un nuevo modelo ajustado a la austeridad" que requieren las circunstancias económicas mundiales.
Botella, arropada en una multitudinaria rueda de prensa por el presidente del Comité Olímpico Español y de la candidatura, Alejandro Blanco; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y el presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha insistido en que en estas últimas horas se sigue trabajando en convencer a los miembros del COI de que la candidatura de Madrid es la más adecuada y realista gracias a "un presupuesto ajustado y responsable" y con el 80 por ciento de las infraestructuras hechas y "de calidad".
En este punto, al ser preguntada qué ha cambiado con respecto al intento de convencer al COI en 2009, cuando ya se tenían prácticamente el 80 por ciento de las infraestructuras hechas, la primera edil ha contestado que desde entonces "el mundo ha cambiado mucho", desde el punto de vista político y, sobre todo, económico.
Es por eso que ha defendido que el ejemplo de Madrid, con un importante número de inversiones ya realizadas, puede servir "de modelo para otras ciudades". "Proponemos un nuevo modelo de Juegos ajustados a la austeridad. La candidatura no tiene elefantes blancos", ha declarado para subrayar en varias ocasiones que una de las características de la apuesta madrileña es que los madrileños "ya viven y disfrutan" de muchas de las infraestructuras que podrían ser olímpicas, un punto esencial para el COI que, como ha recordado Botella, siempre se preocupa por el qué pasará con el legado deportivo dejado tras los Juegos.
"Es un nuevo modelo de entender y organizar los Juegos. Es muy bueno para el futuro que se presente una ciudad con un presupuesto al que se puede hacer frente en un mundo de turbulencias económicas y políticas", ha insistido la madrileña después de recordar que cada una de las tres administraciones -estatal, autonómica y municipal-- tendría que aportar en los próximos siete años 1.500 millones de euros, lo que supone 75 millones por anualidad, una cantidad "perfectamente asumible teniendo en cuenta que la situación económica en España ha empezado a mejorar y que, lógicamente, mejorará en el futuro".
La alcaldesa también ha respaldado la profesionalidad de todos aquellos que trabajan en la candidatura y la unión de las administraciones en torno, que "asumirían perfectamente" lo que resta por invertir en los próximos siete años si Madrid fuera designada ciudad olímpica. "Eso es lo que hemos tratamos de transmitir a los miembros del COI durante muchos meses y hasta que mañana entremos en la sala para hacer la ultima presentación", ha añadido.