Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carbonell: "Daremos sorpresas en el último momento porque es nuestra carta de presentación"

La capitana del equipo español de natación sincronizada, Ona Carbonell, mostró "ilusión y energía" para competir junto a Gemma Mengual en la prueba de dúo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de este verano, advirtiendo que darán "sorpresas en el último momento" porque es su "carta de presentación".
"Tenemos mucha ilusión y energía para trabajar muy duro estos meses, porque estás 4 años esperando a que llegue este momento y ahora ya está a la vuelta de la esquina. Estamos con muchas ganas y muy contentas de estar luchando por una medalla olímpica", declaró Carbonell tras el acto de presentación de 'Flamingo Sunglasses' como marca de gafas oficial del deporte español.
Frente a la preparación que las dos nadadoras olímpicas están llevando a cabo, la catalana aseguró que les queda "mucho margen de mejora" en algunos aspectos pero no se siente presionada ya que "queda mucho tiempo" e intentarán sorprender.
"Ejecución y sincronización es el punto que hay que mejorar más, luego la coreografía nos ha costado muchísimo y la interpretación está muy bien, pero como siempre hace España vamos a dar sorpresas en el último momento porque es nuestra carta de presentación", comentó.
Además de resaltar su buena relación con Mengual, "lo que hace que el trabajo sea muy bonito", recalcó que aprenden "muchas cosas la una de la otra". "Ella me da experiencia y todo el tema artístico, y yo el tema de números y correcciones porque mentalmente soy muy rápida", señaló.
No obstante, Carbonell dejó claro que "no sería un fracaso no ganar una medalla" ya que para ella lo importante es quedarse "satisfecha" ante un deporte "subjetivo". "No podemos controlar todo, puntúan unos jueces y a uno le puede gustar y a otro no. Nuestro máximo objetivo es hacerlo muy bien y que la gente disfrute viéndolo", advirtió.
La 'sirena' afirmó que ahora está "mucho mejor" del golpe que se dio entrenando con el equipo en el Preolímpico tras realizarse un TAC. "Participé en el equipo técnico como pude hacerlo en el libre, llevaba cinco meses entrenando pero son gajes del oficio, otras veces han pasado otras cosas. Son cosas que pasan entrenando y compitiendo. Ya está todo vuelta a la normalidad", recalcó.
Finalmente, indicó que los Juegos serán "bonitos" debido al "buen clima y la amabilidad de la gente" aunque se mostró preocupada por el proceso de las obras a poco más de tres meses para el inicio. "Falta trabajo, en la piscina queda toda la infraestructura exterior y los vestuarios. Se supone que se van a poner las pilas y va a estar bien", concluyó.