Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuentes: "En la final brillaremos más que nunca"

Ona Carbonell y  Andrea Fuentes compitiendo en Londres 2012, natación sincronizadaReuters

El dúo español de natación sincronizada, formado por Ona Carbonell y Andrea Fuentes, cosechó una nueva tercera plaza, esta vez en la modalidad de rutina libre, después de ser superadas, nuevamente, por las rusas, primeras, y las chinas, segundas, con la que se plantan en la final como serias aspirantes a medalla.

Las 'sirenas', ataviadas con un bañador de un rojo pasional, volvieron a ejercitar prácticamente a la perfección el 'Tango' que les hace 'bailar' en el agua, a ritmo de 'La Cumparsita' de Piazzola, con el que lograron una puntuación de 96,590 --45,590 en técnica y 46,220 en impresión general--.
Fuentes y Carbonell levantaron los aplausos del Centro Acuático en el espectacular inicio de su rutina libre, un ejercicio que ya se saben de memoria, pero que quizás no fue premiado en su justa medida por los jueces.
Sin fallos y con su habitual creatividad en los movimientos, las españolas deslumbraron a ritmo de tango, pero los jueces no premiaron tanto su ejercicio como en el pasado Preolímpico, otorgándoles una nota de 96.550, sensiblemente inferior a su tope, los 96.900 del pasado mes de abril, y algo superior al de la final de los Mundiales de Shanghai (96.500 en la final, 96.020 en la preliminar).
Una puntuación que sin embargo no fue suficiente para imponerse ni a las rusas, ni a las chinas, que volvieron a copar las dos primeras plazas. La pareja formada por Itschenko y Romashina hizo un gran ejercicio con el que lideraron la clasificación de principio a fin, logrando una puntuación de 98,600, que les llevó a seguir primeras en este segundo día.
Por su parte, Huan y Liu, volvieron a quedar segundas, al superar a las españolas con una puntuación de 96,710, en un ejercicio en el que en principio eran inferiores. En el Mundial de Shangai lograron una puntuación ligeramente superior, 96,770 y 96,810 en la final, con la que se colgaron la plata.
El 'top 5' de la clasificación por tanto no se movió respecto al día anterior, y lo completaron las canadienses, que volvieron a ser cuartas gracias a la puntuación de 94,750, y las japonesas que tampoco se movieron de su quinta plaza después de sumar una puntuación de 93,200, la misma que la del día de ayer.
La cruz de la moneda del día de hoy se la llevaron la pareja brasileña después de haber quedado en la decimotercera plaza y no haber conseguido su clasificación para la final, como era de esperar, que se celebrará este martes a partir de las 16.00 horas.
Fuentes: "En la final brillaremos más que nunca"
La española Andrea Fuentes, integrante junto a Ona Carbonell del dúo de natación sincronizada, ha asegurado que este martes, en la final, las dos brillarán "más que nunca", tras concluir terceras en la prueba de rutina libre este lunes.
"La gente nos ha dicho que no hemos brillado tanto como en el primer día pero en la final brillaremos más que nunca. Vamos a mejorar algunas cosas y vamos a demostrar que lo podemos hacer mucho mejor", aseguró la catalana en zona mixta.
Por su parte, Ona Carbonell fue crítica con su actuación y asegura que las dos corregirán los errores cometidos. "Tenemos que ver el vídeo y focalizar los errores, porque no estamos muy satisfechas. Podemos nadar mejor y la plata todavía es posible", declaró.
El dúo libre se jugará la medalla con las mismas coreografías, aunque con distintos jueces a los de este lunes. Este lunes acabaron la prueba con una nota de 96.550.