Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina Rodríguez, decimoquinta tras el debut con el dominio ruso de Kanaeva y Dmitrieva

La gimnasta española Carolina Rodríguez concluyó en el decimoquinto puesto del inicio del concurso individual de gimnasia rítmica de los Juegos de Londres, que se está celebrando en el Wembley Arena, mientras que las rusas Kanaeva y Dmitrieva confirman su candidatura a las medallas tras las dos primeras rotaciones.
Con el handicap de ser la segunda en la primera rotación de la jornada, la leonesa saltaba al tapiz tranquila y segura de sí misma, firmando un trabajado ejercicio con la pelota, y sacando a relucir sus virtudes como su expresividad con las manos, que se ganaba los 'olés' de la gradas durante su ejecución.
La española, que afronta en Londres sus segundos Juegos Olímpicos después de haber estado en Atenas'04 formando parte del conjunto, firmaba una buena actuación que le permitía conseguir una nota de 26.625 puntos, que al final de la primera rotación la dejaba en el puesto decimoquinta.
Con el deseo de ganar posiciones en la general, ya que sólo disputarán la final 10 de las 24 gimnastas en competición, Carolina Rodríguez era la primera en salir al tapiz en la segunda rotación y lo hacía con el aro. La leonesa no defraudó y muy segura y con mucha fuerza mejoraba su actuación con pelota y lograba una nota de 26.900, y una general de 53.525 puntos.
EL RETO DE LA ZARINA KANAEVA.
Las gimnastas rusas, grandes candidatas a luchar por las preseas, salían de forma consecutiva con Daria Dmitrieva, que debuta en los Juegos Olímpicos y que con la pelota encandilaba al público reunido en el Wembley Arena con una elegante actuación, que le permitía una nota de 28.800, mientras que con el aro conseguía seguir liderando la general provisional a falta de las rotaciones de mañana.
Pendiente estaba el pabellón, sin embargo, de la salida de Evgeniya Kanaeva, que desde que se colgara el oro en Pekín acumula tres Mundiales y cuatro Europeos, llegando a Londres con el sueño de hacer historia y revalidar el cetro olímpico para convertirse en la primera gimnasta en rítmica en sumar dos oros a nivel individual.
Sin embargo, los nervios jugaron una mala pasada a la 'zarina' que no firmó su mejor actuación después de que se le cayera el aro en uno de los movimientos (28.100). Kanaeva se veía obligada a mejorar en su rotación con la pelota y no defraudó firmando la primera posición en este aparato, que le permitía liderar la general provisional con su compatriota.