Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina Rodríguez, fuera de la final individual con Kanaeva recuperando el primer puesto

Evgeniya Kanaeva se cita con la historia en Londres
La gimnasta española Carolina Rodríguez se quedó fuera de la final de la competición individual de gimnasia rítmica en los Juegos Olímpicos de Londres al concluir en el puesto decimocuarto, mientras que la rusa Evgeniya Kanaeva, que defenderá el oro olímpico, recuperaba el primer puesto de la clasificación.
La leonesa, que afronta en Londres sus segundos Juegos Olímpicos después de haber estado en Atenas'04 formando parte del conjunto, sabía que no podía fallar para intentar ascender posiciones en la tabla e intentar 'colarse' entre las 10 primeras que daban acceso a la final.
Muy racial y bajo los acordes de guitarras españolas, Carolina Rodríguez saltaba al tapiz del Wembley Arena con la determinación de mejorar. Sin embargo, la cinta le jugó una mala pasada a la española en los instantes finales de su ejercicio tras una brillante ejecución que le daba una puntuación de 26.100.
Se vería obligada a arriesgar con las mazas, ya que tras la primera rotación mantenía la decimoquinta plaza. Carolina Rodríguez disfrutaba de la ejecución de su última actuación londinense con una gran energía y sin cometer ningún error, que le otorgaba un 27.175, una gran nota que le permitía finalmente ascender un puesto y acabar la calificación en una meritoria decimocuarta plaza.
Mientras, la hegemonía rusa seguía imponiendo su dominio sobre el tapiz, con la jovencísima Daria Dmitrieva, que seguía exhibiendo su elegancia sobre el tapiz británico con su ejercicio de cinta, mientras que no se le daba tan bien las mazas, donde se dejaba la primera plaza.
Nerviosa, consciente de que era el centro de atención, estaba Evgeniya Kanaeva que sueña con hacer historia y revalidar el cetro olímpico para convertirse en la primera gimnasta en rítmica en sumar dos oros a nivel individual.
Se estrenaba en la jornada con las mazas y no defraudó con una brillante ejecución, que le daba una nota de 28.975, que la dejaba segunda tras la primera rotación, intentando asaltar el primer puesto con su ejercicio de cinta, que le había dado tan buenos resultados en las últimas citas internacionales y que no defraudó (29.400) para darle el primer puesto (116.000).