Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coma pierde el liderato en Abu Dhabi y Roma abandona

El piloto español Joan Barreda (Honda) se adjudicó este martes la tercera etapa en motos del Abu Dhabi Desert Challenge, donde su compatriota Marc Coma (KTM) perdió el liderato por un escaso margen, mientras que Joan Roma (Mini) tuvo que abandonar tras los problemas físicos sufridos en la víspera.
El castellonense fue el gran triunfador del día, un éxito que le permitió recortar distancias en la general sobre el británico Sam Sunderland, que aprovechó que Coma abría pista para recuperar el liderato sobre dos ruedas.
De todos modos, el de Avià, ganador del Dakar 2014, está a tan sólo 30 segundos del primer puesto, finalizando cuarto en la especial a casi cinco minutos de Barreda, después de que, a la dificultad de abrir pista, se le uniese una jornada complicada con dunas estrechas, alternadas con diferentes pistas.
Sunderland alcanzó al catalán en el kilómetro 85 y a ambos se les unió más tarde tanto el de Torreblanca como el portugués Paulo Gonçalves (Honda). El cuarteto completó ya en grupo el resto de la especial de 256,5 kms con victoria del levantino, que dejó atrás los pequeños problemas técnicos con su Honda de las primeras dos etapas, por poco más de un minuto sobre el luso, a 52 segundos ahora en la general del líder.
"Estoy contento. Al final hemos tenido un buen día. Durante toda la etapa hemos imprimido un buen ritmo. He alcanzado a Paulo (Gonçalves) y juntos hemos mantenido el ritmo para tratar de atrapar a los pilotos delanteros. Ha sido un día perfecto, la moto ha funcionado muy bien. Tenemos que continuar así en las dos últimas etapas", comentó Barreda en declaraciones facilitadas por AMV.
Por su parte, Coma reconoció que el día había ido "un poco" como esperaba. "En la etapa de hoy ha sido complicado abrir pista, ya que no era desierto abierto y las dunas eran bastante estrechas. Así, es difícil llevar un ritmo alto. El nivel de los rivales es alto y no lo ponen nada fácil, pero es importante seguir en la lucha a falta de dos etapas. Estoy contento del rally que estamos realizando, con buen ritmo y con la moto funcionando a la perfección", aseguró.
En coches, se confirmaron los peores presagios y Joan Roma (Mini) se vio obligado a abandonar tras el calvario sufrido el lunes con vómitos y mareos, que le hicieron no finalizar la etapa y recibir además la consecuente penalización.
Según informaron desde el equipo KH-7, el ganador del Dakar no se pudo recuperar al volver a sufrir los mareos y vómitos en pleno desierto de Liwa. "Me sabe muy mal abandonar porque siempre quiero ganar, pero en estas condiciones no vale la pena seguir", afirmó el español.
"Sufrí tanto el lunes por los mareos y vomité tantas veces que me he levantado con agujetas en los abdominales. He pasado muy mala noche y apenas he podido descansar, pero aun así he querido tomar la salida para ver qué tal me encontraba. A los 25 kilómetros me ha vuelto el dichoso 'mal de mar' y he vomitado otra vez. En ese momento, he visto que en estas condiciones no tenía ningún sentido continuar en carrera", añadió el catalán.
De este modo, el de Folgueroles ve truncada así su brillante racha que le permitió ganar todos los 'raids' en los que tomó parte el año pasado, incluida la Abu Dhabi Desert Challenge en la que ya sintió molestias, aunque la reglamentación le permite continuar en carrera con la penalización y podría aprovechar las dos jornadas restantes para seguir con la evolución de su 'Mini ALL4 Racing'.