Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Contador: "Este Tour me exigirá recuperar bien tras el Giro"

El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) reconoció que el Tour de Francia del año que viene será "un poco diferente" por el novedoso recorrido que se presentó este miércoles, "más duro que en los últimos años" por la gran cantidad de finales en alto, y dejó claro que para tener opciones deberá "recuperar bien" tras su paso por el Giro de Italia.
"En general, es un Tour en el que hay que llegar fresco al final, pero al que también hay que llegar en forma, porque es muy exigente al principio. Me gusta, es más duro que los últimos años y me exigirá recuperar bien tras el Giro de Italia, pero lo voy a preparar a tope", señaló Contador, ausente en la presentación del recorrido en París, en declaraciones facilitadas por su departamento de prensa.
Para el de Pinto, es una 'Grande Boucle' "un poco diferente a los últimos años" y en la que habrá que llegar "en un buen estado de forma, porque empieza con una contrarreloj corta, pero en la que se harán diferencias".
Analizando el recorrido, el doble ganador de la ronda francesa cree que "la clave" será salir de la primera semana "sin haber perdido tiempo en la general" porque será en la montaña "donde se va a jugar" la victoria de un Tour "especialmente montañoso y muy exigente debido a tantos finales en alto".
"Los finales en Pirineos serán muy importantes, lo mismo que la llegada a Mende, un final que conozco muy bien y en el que, a pesar de ser corto, se hacen diferencias. Este año será muy importante la recuperación de todos estos esfuerzos, pensando en la última semana, pues las etapas de los Alpes serán complicadas en caso de tener que defender el liderato, aunque también ofrecen muchas posibilidades tácticas en caso de tener que atacar", añadió al respecto.
Pero Contador no olvida el inicio de la carrera, con los finales en los Muros de Huy y de Bretaña, "en los que habrá que estar fuertes, porque aunque son cortos, a veces se hacen más diferencias ahí que en los puertos largos".
"Será muy importante tener un equipo fuerte para estar protegido, también en la etapa de los adoquines, en la que habrá que ver su nivel de dificultad. Esta primera parte se terminará con una crono por equipos a la que será importante llegar sin haber perdido corredores por caídas o enfermedad, porque una etapa así no es lo mismo hacerla con el equipo completo que con dos corredores menos", sentenció el madrileño.
RIIS: "ME GUSTA, ES DURO Y ESPECTACULAR".
Por su parte, Bjarne Riis, manager del Tinkoff-Saxo, calificó el recorrido de "bueno" para sus intereses. "Me gusta, es duro y espectacular", confesó el danés, que espera que lo hagan "bien" en la contrarreloj por equipos previa a los Pirineos.
"La primera semana va a ser muy exigente y estresante por la colocación en la pelotón para las primeras subidas. También me gusta que haya adoquines, porque este año fue una etapa muy interesante, aunque espero que no llueva ese día", prosiguió.
Riis tiene claro que para tener opciones de victoria deberá contar con "un equipo fuerte" y también mostró su satisfacción que no haya una crono larga. "Es bueno para nosotros y, además, no creo que el Tour tenga que ser siempre igual. De la misma manera que no todos los años hay adoquines, lo mismo sucede con las contrarrelojes", confesó.
"Los Pirineos y los Alpes van a ser muy duros y eso hará la carrera espectacular. Necesitamos tener una carrera espectacular y por eso me parece un buen cambio", concluyó el director del Tinkoff-Saxo.