Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Beitia y Martín lideran a España en una gran última jornada

La última jornada del Europeo de Zúrich al Aire Libre este domingo ha traído dos nuevas medallas para la delegación española, el oro de Ruth Beitia en salto de altura y el bronce de Diana Martín en 3.000 obstáculos, con lo que España ha conseguido seis metales --2 oros, 1 plata, 3 bronces-- a lo largo de los seis días de competición en Suiza.
Magnífico último día en Zúrich para los españoles. Hasta seis atletas finalizaron entre los seis primeros en las respectivas finales en las que participaban este domingo, incluyendo las medallas de Beitia y Martín. Probablemente el de la despedida fue el mejor día por resultados para España.
Los adjetivos se acaban para definir los méritos de Ruth Beitia. La cántabra volvió a mostrarse como la gran referencia española en este tipo de campeonatos y repitió el título europeo que logró en Helsinki 2012. Cuando más difícil estaba la competición la saltadora española saltó la mejor marca mundial del año (2.01) en el primer intento y se aseguró plaza en lo más alto del cajón.
Once medallas internacionales acumula ya Beitia, siete en Europeos --3 oros, 3 platas y 1 bronce-- y cuatro en Mundiales --1 plata y 3 bronces--. Palmarés más que digno para ser considerada una de las mejores deportistas españolas de todos los tiempos. Tras ella este domingo finalizaron la rusa Mariya Kuchina y la croata Ana Simic, ambas con una marca de 1.99.
Además del de la saltadora cántabra la jornada dominical dejó otro metal, el de Diana Martín. La madrileña se hizo con el bronce en los 3.000 obstáculos en el mejor día de su carrera. Y es que su mejor posición en esta prueba en una gran competición fue el octavo puesto de los Europeos de Helsinki 2012, mientras que en los Juegos Olímpicos de ese mismo año solo pudo alcanzar las semifinales.
Martín hizo la mejor marca de su vida (9:30.70) en una carrera donde se mantuvo en cabeza en todo momento y en la que a punto estuvo de robarle la plata en los últimos metros a la sueca Charlotta Fougberg. Por delante de ambas entró la alemana Antje Möldner-Schmidt, que fue bronce en Helsinki.
Peor suerte que Beitia y Martín corrió Eusebio Cáceres. El saltador de longitud se lesionó en su cuarto intento en la final y a pesar de ello consiguió mantener una meritoria cuarta posición con 8.11 --su mejor marca de la temporada--. Una lastima porque parecía que el alicantino estaba en disposición de subir al podio, pero de nuevo, como el año pasado en el Mundial, se quedó a las puertas. El británico Greg Rutherford se proclamó Campeón de Europa con un salto de 8.29.
Cuarto también concluyó Javi Guerra en el maratón. El segoviano mantuvo una intensa lucha por la medalla de bronce con el ruso Aleksey Reunkov, pero acabó cediendo en los metros finales. El triunfo fue para el italiano Daniele Meucci que hizo su mejor tiempo de siempre (2:11:08). Guerra logró eso sí una plaza para los Mundiales de Pekín del próximo año.
En media distancia masculina los resultados no fueron especialmente buenos para la delegación española. En 1.500 David Bustos acabó sexto en una prueba que venció el polémico francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, en una carrera lenta.
Mekhissi, que fue descalificado tras ganar en el 3.000 obstáculos por quitarse la camiseta en la recta de meta, celebró con rabia su triunfo de este domingo y demostró que más allá de polémicas es un atleta de talla mundial.
Además en los 5.000 metros ni Jesús España, ni Roberto Alaiz, ni Antonio Abadía estuvieron cerca de los puestos de podio. El mejor de los tres fue el joven leonés que concluyó quinto. Como no podía ser de otra manera el vencedor de la prueba --como ya pasó en Barcelona 2010 y Helsinki 2012-- fue el rey de la media distancia, el británico Mo Farah. Que volvió a lograr así un doblete en 5.000 y 10.000 como ya pasara en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y en el Mundial de Moscú 2013.
ESPECTACULAR RELEVO 4X400 FEMENINO.
En el resto de esta última jornada cabe destacar el relevo 4x400 femenino, donde en una increíble última posta Francia pasó del cuarto al primer lugar en la recta final. Lo hizo de la mano de una Floria Guei que dejó uno de los mejores momentos del atletismo europeo en los últimos años. Hubo que esperar a la 'foto-finish' para saber si las francesas habían superado a las ucranianas.
El relevo largo masculino se lo llevaron los británicos con la mejor marca europea (2:58.79), mientras que el oro de los 4X100 masculino y femenino también viajó a las islas.
Para acabar, destacar los triunfos de Antti Ruuskanen en lanzamiento de jabalina masculino y de Christina Schwanitz en peso femenino. El finlandés no tuvo rival y mandó la pértiga a 88.01. Por su parte la alemana, campeona de Europa 'indoor' el año pasado, mostró su mejor versión e hizo una marca de 19.90.
Así pues, con esta jornada dominical, se cerró un Europeo en el que España ha realizado un papel más que digno, quedando octava del medallero y sexta en número de finalistas. En cuanto al primer puesto del medallero, fue para Gran Bretaña con 23 preseas --12 de ellas de oro--. El mismo número de metales que los británicos sumó Francia que fue segunda.