Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Craviotto, el balonmano y las 'Xiquitas Team' elevan a España

El piragüista Saúl Craviotto, el equipo de balonmano femenino y las 'Xiquitas Team' de la vela han regalado a España tres nuevos metales que se han traducido en 16, a falta de la medalla asegurada del baloncesto, que disputará este domingo la final deseada ante los Estados Unidos en el cierre de los Juegos Olímpicos de Londres.
La penúltima jornada para España comenzó de la mejor manera, pese a los cuartos puestos de Sete Benavides y Teresa Portela. Los dos se quedaron muy cerca de un podio que sí logró, y con contundencia, Saúl Craviotto. El catalán, policía de profesión, firmó una plata que da continuidad a su oro de Pekín en parejas.
Al esfuerzo de los piragüistas se le sumó el del balonmano femenino, que cerró de la mejor manera estos Juegos Olímpicos. El equipo de Jorge Dueñas estuvo soberbio ante Corea del Sur (31-29) y pudo conseguir el mayor hito nunca visto en el balonmano femenino español. Se mejoró el sexto puesto de Atenas y se hizo con creces.
Las guerreras olímpicas, que estuvieron muy cerca de meterse en la final, se fueron de la capital británica con muy buen sabor de boca. El bronce, sumado al tercer podio del pasado Mundial, le han colocado el calificativo de 'valor seguro' a estas chicas, sobre todo por su intensidad a la hora de competir.
Pero no fue el último éxito del día. Un poco antes de que se decidiese el duelo de balonmano, el equipo español de Elliot m.6, formado por Támara Echegoyen, Ángela Pumariega y Sofía Toro, tocó el cielo de la bahía de Weymouth con la medalla de oro.
Su capacidad de superar las dificultades les ha servido para afrontar, sin presión, cualquier regata. Este sábado ante Australia siempre fueron por delante en el marcador pese a la insistencia 'aussie'. De hecho, con el 2-2 se tuvo que acudir a la regata final que ganó España para darle su segundo oro en este deporte en los Juegos de Londres tras el de Alabau en windsurf.
BEITIA SE QUEDÓ CERCA.
Sería injusto olvidarse de la saltadora Ruth Beitia. La cántabra firmó un gran concurso y saltó los 2 metros, pero se quedó "con la medalla de chocolate", tal y como ella dijo al final del concurso. Beitia, que llegaba a Londres como campeona de Europa, no pudo culminar con un podio.
Un meritorio puesto para Beitia, que pone fin a su carrera olímpica, y que estuvo a tres centímetros de llevarse el bronce y lograr la primera presea en el atletismo para España. En marcha, Beatriz Pascual fue la mejor nacinal merced a un diploma, con su octavo puesto, y María Vasco que finalizó dos puestos por detrás de Pascual, a 2:54, y dos por encima de la campeona de España, María José Poves.