Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España fulmina a Austria en el primer paso hacia el Europeo

La selección española de balonmano se ha impuesto (27-16) a Austria en el primer partido de clasificación para el Europeo de Polonia 2016, disputado este miércoles en el O Gatañal de Cangas do Morrazo (Pontevedra), un choque en el que la campeona del mundo subió poco a poco el listón hasta aplastar a su rival en la segunda mitad.
Los de Manolo Cadenas igualaron y superaron la intensidad austriaca de inicio hasta mandar en un partido que terminó con una gran superioridad española. Después de conquistar el bronce continental a principios de año, los hispanos se dieron cita para el inicio del camino hacia otro asalto. El resultado y las sensaciones fueron más que optimistas.
España se medía a una selección austriaca en línea creciente. El duelo ante Austria en el pasado Europeo de Dinamarca fue de lo más complicado que tuvieron que hacer frente los españoles y, diez meses después, el equipo centro europeo quiso plasmar su mejora ante un rival de caché. Así, la gran intensidad, un 6-0 muy efectivo y la labor de Marinovic bajo los palos, fueron serios obstáculos para los de Cadenas.
A España le costó siete minutos ver puerta (1-1). El buen hacer defensivo de los visitantes mantenía a España a raya (2-4), pero coincidiendo con el primer tiempo muerto del técnico español, la campeona del mundo inició su despegue con un parcial de 3-0. España cambió los papeles, devolvió la agresividad del 6-0 y Arpad Sterbik, que volvía a la selección después de perderse el Europeo, pasaba a hacer las paradas de la noche.
Comenzaba así el buen partido de los hispanos. Con la subida de intensidad, en el segundo tramo de la primera mitad España tomó el mando del partido, pasando al 5-1 en defensa, y no lo soltó hasta el final. La mejora en defensa, los robos de balón y la velocidad de juego llevaba a España cuatro arriba al descanso (12-8). El derroche físico de Carlos Ruesga era la bandera de los de Cadenas en los primeros minutos y junto a las nueve paradas de Sterbik, los encargados de cambiar el sino del partido.
Tras el paso por los vestuarios, Austria se pasó de agresividad, algo que costó la lesión de un Julen Aguinagalde que se retiró a los dos minutos. El cuadro visitante trató de frenar la triangulación española pero de nuevo España respondió con la misma medicina de la mano de un contundente Maqueda (14-10). España encontró entonces continuidad en su juego y pasó por encima de su rival (17-11), aprovechando Cadenas para poder rotar a sus jugadores.
Entre la desesperación de Austria por meterse en el partido y la gran zaga española, los hispanos robaron y anotaron con facilidad, en coral, y velocidad. O Gatañal terminó disfrutando de lo lindo con un triunfo de autoridad, con Víctor Tomás como máximo anotador (6 tantos), para empezar con buen pie el camino hacia Polonia. El segundo partido será el sábado a domicilio, ante una Finlandia que este miércoles cayó (30-18) ante Alemania, dominadora provisional del grupo 7.