Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España peleará por la novena plaza en el Mundial femenino de París

La selección española de rugby femenino se medirá el domingo a Sudáfrica por el noveno puesto del Mundial que se está disputando en París después de imponerse (18-5) este miércoles a Kazajistán, un complicado encuentro marcado por las inclemencias climatológicas y en el que las 'leonas' tuvieron que remontar para hacerse con la victoria.
España no lograba trasladar su dominio al marcador y las kazajas comenzaban el partido mandando. En la única ocasión que dispusieron en toda la primera parte, lanzaron una patada larga a la 22 española, donde presionaron para conseguir una melé a cinco metros. En la salida de la melé, la octava Balashova mantuvo la posesión y cedió a la continuidad de sus compañeras para posar el oval en zona de ensayo española (0-5).
Patricia García recortó al pie con un golpe de castigo chutado a palos para colocar un 3-5 abajo, con lo que España se acercaba antes del descanso y se desquitaba de la falta de acierto de los primeros minutos. En la segunda mitad, las 'leonas' dieron buena cuenta de su rival. Kazajistán comenzó a cometer muchos golpes de castigo fruto del cansancio y la superioridad de la delantera española les costó quedarse en minoría en dos ocasiones.
España aprovechó la superioridad para dar la vuelta al marcador con el primer ensayo culminado por Lourdes Alameda, tras una melé. La entrada de los refrescos dio mayor fluidez al juego español pese a que la segunda parte estuvo marcada por la lluvia y el viento, que entorpecieron los intentos de patada españolas, fallando dos golpes de castigo y una transformación.
Patricia García sí estuvo acertada sobre el final del partido para ampliar la diferencia a 11-5 con un golpe a palos, antes de que Rocío García, que entró en la segunda mitad, anotará el segundo ensayo de España para culminar el buen trabajo de las delanteras. Patricia García dejó el marcador en el 18-5 final.