Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iker Martínez: "En una seis semanas podría estar navegado"

El regatista español Iker Martínez aseguró que se supone que unas "seis semanas" podría volver a navegar tras la lesión que sufrió en el Mundial de Nacra 17 de Clearwater (Estados Unidos) y que sólo piensa en seguir con el buen trabajo que había hecho antes del campeonato para poder estar en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016.
El bimedallista olímpico y la menorquina Julia Rita sufrieron en el segundo día de competición una colisión en la que el guipuzcoano fue el que salió peor parado con una lesión en una pierna y una visita al hospital, que posteriormente les impidió volver a la competición.
"Necesitaré unas seis semanas para poder recuperarme. Este tipo de cosas te dejan de dar la lata después de tres o cuatro meses, lo sé perfectamente porque he sufrido estas lesiones en el pasado y sé cómo es la recuperación. Pero bueno, asumiendo que me pueda dar un poco la lata pero que pueda navegar, se supone que en unas seis semanas podría estar navegando", dijo Martínez en declaraciones facilitadas por el equipo Movistar.
Además, el de San Sebastián afirmó que espera que pueda recuperarse incluso antes y que ahora lo que tiene que hacer es "no mirar atrás y seguir hacia delante". "Hay que trabajar duro las próximas semanas para tratar de rehabilitarme lo más rápido posible. Hay que pensar en que habíamos hecho un trabajo muy bueno antes del Mundial. La progresión era muy buena y hay que intentar seguir por el mismo camino", apuntó.
Sobre cómo se produjo la lesión, Martínez señaló que tuvo un "impacto" por la parte de atrás de la rodilla del botalón de un barco que se les acercaba a toda velocidad. "Al ver el botalón acercarse tan rápido, salté y entonces me golpeó en la rodilla y me lanzó disparado del barco, lo que fue una gran suerte porque el impacto, al desplazarme a mí, fue mucho menos agresivo y posiblemente me haya salvado de tener algo mucho más grave", indicó.
"La lesión al final es una rotura de fibras en el gemelo, en la parte superior. Además, hay una contusión ósea muy importante y también el ligamento lateral interno tiene un esguince de segundo/tercer grado, con lo cual está bastante dañado. No hay una rotura completa pero está muy dañado", agregó.
Tras el infortunio que provocó la retirada de Martínez, y su compañera Julia Rita, realizaron una protesta y les concedieron una reparación. Sin embargo, el regatista señaló que las reglas "no permitían que pueda haber un barco que haga sólo una prueba y luego, por la razón que sea, no haga ninguna más y gane la competición".
"Si navegas menos del 50 por ciento de las pruebas no te pueden dar una reparación para el resto de mangas del campeonato, y eso nos ha machacado la regata claramente. Es una lástima porque habíamos empezado muy bien y tenía muy buena pinta", sentenció.