Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rusa Kanaeva cumple los pronósticos y se cuelga su segundo oro olímpico

La gimnasta rusa Evgeniya Kanaeva ha conseguido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, en la competición individual de gimnasia rítmica, tras lograr una puntuación de 116.900 y superar así a su compatriota Daria Dmitrieva, plata con 114.500, y a la bielorrusa Liubou Charkashyna que finalmente se colgó el bronce con una nota de 111.700.
Con este metal, la triple campeona del mundo en esta disciplina cumple todos los pronósticos y logra su segundo oro olímpico, consiguiendo hacer historia al revalidar el cetro olímpico para convertirse en la primera gimnasta en rítmica en sumar dos oros a nivel individual.
Tras rozar la perfección en las mazas, en donde sumó una nota de 29.450 con una brillante ejecución, Kanaeva tan sólo fue superada en las cintas por la jovencísima y elegante Dmitrieva, que convirtió la final sobre el tapiz británico en una hegemonía rusa. Sin embargo, tanto en el aro como con la pelota, la doble campeona olímpica no tuvo rival.
Mas irregular fue Charkashyna, bronce tras realizar su mejor actuación con el aro, que le sirvió para conseguir la tercera mejor puntuación por detrás de las dos rusas. Cuarta en la pelota, sexta en las mazas y quinta con la cinta, la bielorrusa consiguió superar a las principales aspirantes por el bronce, la azerbaiyana Aliya Garayeva y la búlgara Silviya Miteva, gran decepción de la final.