Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Loeb (Peugeot) hace triplete y refuerza su liderato sobre Peterhansel y Sainz

El piloto francés Sébastien Loeb (Peugeot) ha ganado este jueves la quinta etapa del Rally Dakar, disputada entre Jujuy y Uyuni y que era el final de la etapa maratón, al imponerse a sus compañeros de equipo Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel, y logra aumentar su ventaja al frente de la general provisional respecto a 'Monsieur Dakar' y al piloto español, ya tercero, en una especial que confirmó el dominio de la marca francesa sobre los Mini de Al-Attiyah o Hirvonen.
En meta, el francés superó a Carlos Sainz únicamente con 22 segundos de ventaja debido al fuerte final del español, quien rozó su primer triunfo de etapa. No llegó por la ventaja previa cosechada por Loeb, quien puso un colchón de tiempo de por medio respecto a sus rivales en el tramo más rápido de la especial, y que supo mantener el tipo en cuanto Sainz y Peterhansel, que llegó con 3 minutos perdidos, tiraron de su mayor experiencia en un Dakar para ir más rápidos en terrenos más sinuosos.
Loeb, vencedor en la segunda, tercera y esta quinta etapa, sigue demostrando ir como un tiro en su primer Dakar y recuerda a sus rivales que en velocidad difícilmente podrán batirle. A falta de que el recorrido presente mayores dificultades en navegación, las especiales rápidas disputada hasta ahora y esta etapa maratón no han sido obstáculo para el nueve veces campeón del mundo de WRC.
Y es que la segunda parte de la etapa maratón llevó a los pilotos a tierras bolivianas y a mucha altura, unas condiciones que cambiaban por completo el escenario previo. La altitud se hizo notar aunque no provocó demasiado pánico ni a corredores ni coches a tenor de lo sucedido. Eso sí, ya forma parte del libro histórico del Dakar el récord batido este jueves al correr a más de 4.600 metros de altitud.
Con un total de 642 kilómetros, y 328 de ellos en especial, se puso a prueba la solidez de los pilotos en una etapa maratón peculiar y sin comparación alguna. Es por ello que se esperaba a un mejor Nasser Al-Attiyah, pero el jeque líder de Mini y actual vencedor en coches del Dakar llegó a meta en cuarta posición a 3:07 de Loeb. Por su parte, Joan 'Nani' Roma llegó undécimo a más de 11 minutos de Loeb.