Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mediterranean Challenge y Juegaterapia nadan 24 horas por los niños con cáncer

La segunda edición del Mediterranean Challenge, reto deportivo y solidario a favor de los niños enfermos de cáncer, afrontará los días 14, 15 y 16 de julio el desafío de recorrer 320 kilómetros entre las Islas Baleares corriendo y a nado, y recaudará en esta ocasión fondos a favor del proyecto 'El Jardín de mi Hospi' de la Fundación Juegaterapia, y calentará motores este fin de semana con un reto de 24 horas nadando y corriendo en el Club Deportivo Reebok en La Finca.
Este fin de semana comienza la cuenta atrás para los componentes de Mediterranean Challenge con un reto de 24 horas nadando y corriendo en el Club Deportivo Reebok en La Finca, donde nadarán también cientos de personas con ellos para recaudar fondos para la campaña '¿Sabes lo que puedes hacer por Claudia? NADA'.
El equipo está compuesto por cinco deportistas aficionados comprometidos con la lucha contra el cáncer infantil: Raúl, Chema, Javier, Abraham y Juan Carlos. En su primer reto consiguieron recaudar 90.000 euros y en este nuevo desafío esperan aumentar esa cifra para ayudar a la Fundación Juegaterapia a construir su cuarto 'Jardín de mi Hospi' y ayudar a los niños ingresados a que sean felices y puedan jugar en un entorno verde pero seguro dentro de su hospital.
La salida del gran reto tendrá lugar en Formentera y desde ahí, por tierra y mar, los 'challengers' atravesarán Ibiza y Mallorca hasta llegar a la costa suroeste de Menorca. Es la primera vez que cinco deportistas no profesionales intentarán conseguir completar esta distancia en un tiempo récord en homenaje a todos los niños enfermos de cáncer.
Los deportistas llevan meses de preparación a sus espaldas con el asesoramiento de los traumatólogos y fisioterapeutas de iQtra. "Este año la preparación está siendo aun más exhaustiva si cabe, porque la combinación de carrera y natación así lo requiere", apunta su director médico, el doctor Ángel Villamor.
Además, el doctor Villamor y un equipo formado por varios fisioterapeutas y un médico especialista en Cuidados Intensivos les acompañarán en todo momento durante el recorrido por las Islas Baleares para que no haya ningún imprevisto. Todo el equipo de iQtra Medicina Avanzada apoya de forma altruista esta iniciativa. "La lucha contra el cáncer, y en esta ocasión favorecer la sonrisa de los niños enfermos nos empuja a implicarnos en esta aventura", concluye Villamor.
Juegaterapia es una fundación que trabaja por y para los niños enfermos de cáncer. Les dona consolas y videojuegos para que durante sus largos ingresos en los hospitales puedan jugar, divertirse y ser felices como cualquier niño. Su lema es 'La quimio jugando se pasa volando'. Además, ha puesto en marcha un proyecto pionero en España y Europa, 'El Jardín de mi Hospi', que consiste en la construcción de jardines en las azoteas de los hospitales para que todos los niños ingresados puedan salir a jugar al aire libre mientras reciben sus tratamientos.
Raúl del Cerro, uno de los coordinadores y participante del Mediterranean Challenge, asegura que este año el reto "es más duro" pero que también cuentan "con más apoyo y reconocimiento de miles de personas anónimas, la colaboración de patrocinadores" y, "con las sonrisas y la energía" de todos esos niños enfermos de cáncer. "Queremos ayudarles y solidarizarnos con ellos y sus familias a través de este reto", indicó.
¿Por qué este reto?
"Porque todos podemos hacer algo para luchar contra el cáncer", según Javier del Cerro de 21 años y estudiante de arquitectura, que con 17 años vivió de cerca el fallecimiento de su abuelo por cáncer (padre de su tío Raúl). Se quedó impactado y decidió entonces luchar activamente contra esta enfermedad. Con ayuda de su tío Raúl decidieron hacer un reto, nunca antes realizado en España, que fue cruzar a nado desde Menorca a Barcelona para dar visibilidad, a través de un esfuerzo extremo de deportistas no profesionales, a la prueba durísima a la que se enfrentan las familias con un niño enfermo de cáncer.
Los 'challengers' son Javier del Cerro, de 20 años y estudiante de Arquitectura; Juan Carlos del Cerro, de 19 años y estudiante de Ingeniería; Raúl del Cerro, de 40 años e ingeniero; Chema López, de 48 años y matemático, y Abraham Trigo, de 31 años, y bombero de la UME.