Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oca: "Veo similitud con nuestro oro de Atlanta"

El seleccionador español de waterpolo femenino, Miki Oca, aseguró este lunes "ver similitud" entre el equipo que mañana se juega el pase a la final olímpica contra Hungría y el "espíritu" del combinado con el que él mismo ganó el oro como jugador en los Juegos de Atlanta, por lo que se mostró convencido de que si las debutantes en Londres "juegan como están jugando", la medalla está garantizada.
En una rueda de prensa convocada tras la histórica clasificación obtenida este domingo tras derrotar en cuartos a las anfitrionas británicas, Oca descartó especular con la posibilidad de que el estreno en una semifinal de unos Juegos les condicione. "No sé cómo se va a reflejar eso de inexperto", declaró.
"Pero lo que sí que sé es qué tenemos que hacer: seguir jugando como lo estamos haciendo, con la misma intensidad, con la misma concentración, mantener la línea de juego que estamos manteniendo", dio como garantías, que a su juicio, posicionan al equipo para el podio, una posibilidad factible, en base a los paralelismos que detectó entre sus jugadoras y el combinado con el que él saboreó el oro en Atlanta, tras la plata obtenida en Barcelona 92.
"Claro que veo similitud y, sobre todo, un espíritu de crecimiento, de querer, de determinación, que cuando tienes un objetivo claro y sabes cómo trabajar para conseguirlo, vas a por ello", aseguró, para subrayar que "este equipo tiene eso". Una opinión ratificada por la capitana, Jennifer Pareja: "Te puedes reflejar ese equipo en la lucha por llegar donde llegaron y, además, tenemos la suerte de contar con uno de los mejores de esa selección como entrenador".
Y es que Oca reiteró lo que siempre mantiene acerca de la capacidad de impresionar de sus jugadoras. "Dije que me sorprendían desde el primer partido, es un equipo que sabe lo que quiere, que va a por ello, que tiene determinación y hambre. Con un grupo así, cuando el trabajo empieza a madurar, vamos a ver dónde podemos llegar", subrayó, con la mente puesta en la semifinal de mañana.
PAREJA: "ESTO ES EL RESULTADO DEL ESFUERZO DIARIO".
Pareja, por su parte, declaró que estar a las puertas de medalla es el resultado del "esfuerzo diario, de muchos entrenamientos, de la ilusión que demuestra que, luchando hasta el final, se puede llegar". Una determinación confirmada por su seleccionador, quien aseguró que "ellas tienen bien claro lo que tienen que hacer".
En consecuencia, apeló a mantener las bases fundamentales que las han llevado a una semifinal olímpica: "Humildad, pies suelo y concentrarse en hacer bien las cosas". "Seguir centrándonos en los que nos ha traído hasta aquí", comentó, sobre todo ante las dificultades que prevé contra sus rivales de mañana.
"Con Hungría son siempre choques muy duros, somos equipos que nos conocemos bien y muy 'guerreros', nadie sabe qué va a pasar, pero seguro que resulta un partido muy duro", asumió Oca, si bien destacó que las suyas cuentan con un valor añadido: "Un espíritu de crecimiento y de lucha insaciable y eso es lo que nos va a llevar siempre a ganar".
En este sentido, destacó los rasgos más característicos del grupo que dirige, compuesto por personalidades "muy disciplinadas, con fuerza de voluntad y determinación". "Me han preguntado muchas veces si es más difícil entrenar con mujeres y yo siempre digo que para nada", aseveró al respecto.
Una conclusión esta sobre la que la jugadora Maica García tiene su propia teoría. "Nos autoexigimos bastante y aún siendo un deporte minoritario, hemos logrado llegar aquí con ilusión, con ganas conseguir esto y que la gente pueda seguir este deporte y más el femenino y que la mujer que pueda estar ahí arriba", declaró, mientras que su compañera Jennifer Pareja consideró que lo "único que faltaba hasta ahora era el pequeño salto con el que dar la diferencia".
HITOS.
Éste llegó el pasado abril, cuando se llevaron el Preolímpico de Trieste (Italia), en el que ganaron a las campeonas del mundo y se convirtieron en la primera selección femenina de waterpolo en clasificarse para unos Juegos. "Habíamos trabajo mucho y ahora estamos donde estamos", resaltó la capitana.
Aún así, lo que esta evolución ha provocado las ha sorprendido, según reconoció la portera, Laura Ramos. "Todo es nuevo, no estamos acostumbradas a este foco mediático, pero todo el cariño y el apoyo nos da más ilusión y más fuerza para luchar cada momento", indicó.
Su compañera Laura Ventosa lo ratificó. "Cuando acabas de jugar y ves mil mensajes de felicitación, te da motivación, ahí te dices 'ahora sí que nos están viendo y ahora sí que tenemos que hacerlo bien'", apuntó.
Por el momento, no obstante, admiten que no han pensado en que harán si logran el preciado metal. "Si ganamos medalla, ya pensaremos en ello, pero no hemos prometido nada", reveló Ramos.