Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portela: "La carrera se ha hecho muy dura y aunque todos queremos medalla, no es nada fácil"

La piragüista española Teresa Portela relativizó hoy haberse quedado a las puertas del podio en la prueba de K1 200 metros de los Juegos de Londres, en las que han constituido ya sus cuartas Olimpiadas, ya que "aunque todo el mundo quiere medalla, no es nada fácil".
En declaraciones a los medios de comunicación tras la carrera disputada en el centro de remo Eton Dorney, la palista gallega recordó que "es muy difícil poder estar en unos Juegos" y aseguró que la competición "se hizo muy dura", puesto que "estaba viento en contra". "Sabía que la regata iba a tardar más de lo normal y he hecho todo lo que he podido", defendió la canguesa, que aseguró haberse "encontrado bien" en una actuación en la que quedó a 198 milésimas del metal que se le resiste desde su primera participación, en Sidney.
Una de las claves habría estado en el arranque. "Sí que es verdad que la salida podía haber salido un poquillo mejor, porque no escuchaba, con el ruido de la gente, pero bueno, --las rivales-- han sido mejores que yo y la enhorabuena para ellas", declaró la piragüista, una experta en finales olímpicas y que este sábado contaba con opciones tras haberse clasificado con el tercer mejor tiempo.
No en vano, los diplomas olímpicos que había logrado anteriormente eran en la prueba de 500 metros y ella se siente más cómoda en los 200 que se han impuesto, por primera vez, en la cita de Londres. Como prueba, los campeonatos mundiales con los que se hizo en 2002 y 2005, si bien para estos Juegos de 2012 ha tenido que adaptar su técnica y su físico para una prueba de poco más de 45 segundos.
"Es un cuarto puesto, sí, pero es muy difícil poder estar en unos Juegos, es verdad que todos queremos medalla, pero no es nada fácil", reiteró Portela, de 30 años, quien prefirió, por el momento, no evaluar si éstos de Londres serán sus últimos Juegos. "Ahora quiero descansar, dejar la pala, la piragua y después bueno, de aquí a Río lo veo muy largo todavía", confesó.