Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) España busca demostrar buena salud en los Europeos de Zúrich

La delegación española intentará mostrar que el atletismo nacional goza de buena salud en los Campeonatos de Europa al Aire Libre, que se disputan desde este martes al domingo en Zúrich (Suiza), pese a que las opciones de medallas no son demasiadas.
"Respecto al número de medallas que conseguirá la selección española estimamos que sea entre cuatro y seis medallas, y entre 10 y 15 finalistas", señaló la pasada semana Ramón Cid, director Técnico de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), tras dar a conocer la lista de 74 atletas, 73 tras la baja a última hora de Dolores Checa, pero que sigue siendo una de las más numerosas del evento.
La última gran cita continental, celebrada en Helsinki (Finlandia) en 2012 y marcada por la cercanía de los Juegos que provocó que no acudiesen todas las grandes estrellas, dejó cuatro medallas: el oro de Ruth Beita (altura), la plata de Luis Felipe Méliz (longitud) y los bronces de David Bustos (1.500 metros) y Víctor García (3.000 obstáculos).
Tres más se habían logrado en 2010 en 'casa', en Barcelona, con mención especial a los oros en 1.500 con Arturo Casado y Nuria Fernández, mientras que en el recuerdo está el récord de 15 metales, seis de oro, conquistados en Múnich (Alemania) en el año 2002.
El pasado verano, en los Mundiales disputados en Moscú, la delegación española se marchó con un valioso botín de dos medallas, los bronces del marchador Miguel Ángel López en 20 kilómetros y de la sempiterna Beitia, más el cuarto puesto en longitud de otro de los jóvenes valores, Eusebio Cáceres.
Y es este trío el que encabeza las principales bazas de medalla en la cita. La veterana cántabra, una de los capitanes del equipo, busca su undécima presea en el siempre complicado concurso de altura, más abierto por las bajas de dos de las favoritas, las rusas Anna Chicherova y Svetlana Shkolina.
La de Santander sabe que superando los dos metros, lo que no ha logrado este año, afianzarían sus opciones a subir a un podio, para el que son favoritas la croata Blanca Vlasic y la rusa Mariya Kuchina, las únicas junto a Chicherova en superar ese listón esta temporada.
En longitud, Eusebio Cáceres intentará quitarse el mal sabor de boca del pasado verano, donde se quedó a un centímetro de llevarse el bronce en los Mundiales. El de Onil no está a tan buen nivel como en 2013 y el primer objetivo será meterse en una final donde habrá muchos contendientes (Alexandr Menkov, Greg Rutherford, Ignisious Ghaisah) para los metales, a los que también podría optar Luis Felipe Méliz, que defiende además su plata de Helsinki.
La tercera gran baza es la de la marcha, una disciplina habituada a dar éxitos al atletismo español. Miguel Ángel López buscará su segunda gran medalla internacional tras el brillante bronce del pasado verano frente a la todopoderosa 'Armada' rusa, la gran favorita en los 20 kilómetros. Además, en esta modalidad sobresale una vez más el nombre de Jesús Ángel García Bragado, que a sus 45 años competirá en su undécimo Campeonato de Europa en busca de ser nuevamente finalista.
EL MEDIOFONDO BUSCA SU PROTAGONISMO.
De todos modos, habrá otras opciones a tener en cuenta para pelear por las finales, siempre complicadas, y luego por el mejor resultado posible. Kevin López tendrá que afrontar como siempre una durísima prueba como los 800 metros, donde existe un nivel alto, mientras que en los 1.500 metros España intentará conseguir medalla por séptimo Europeo seguido con las opciones de David Bustos o un Manuel Olmedo que desea olvidar todas sus lesiones.
En los 3.000 metros obstáculos Víctor García y otro joven, Sebastián Martos, intentarán pelear por el podio, y en los 5.000 otro veterano, Jesús España, buscará volver por sus fueros ante el británico Mo Farah. La baja de Alemayehu Bezabeh ha mermado las opciones en los 10.000 y en el maratón se espera la mejor versión de otro nacionalizado, Ayad Lamdassen.
En féminas el panorama no es tan alentador, aunque se confía en lo que puedan hacer las veteranas. Así, junto a Beitia, Nuria Fernández, campeona de Europa de 'milqui' en 2010, vuelve tras su segunda maternidad en busca de que su experiencia le ayude en su cambio a los 5.000, mientras que la gallega Alessandra Aguilar espera repetir la gran actuación de Moscú, donde fue quinta en el maratón, y Beatriz Pascual aprovechar sus opciones en los 20 kms marcha.
Con todo, el estadio de Leztigrund de Zúrich ya está listo para recibir un campeonato con buenas figuras del atletismo internacional, con cerca de 15 campeones mundiales y casi una decena de campeones olímpicos, con duelos de nivel como el Bondarenko-Ukhov en salto de altura, Storl-Majewski (peso) o Fajdek-Pars (martillo). También destaca la figura de Mo Farah, en busca de un nuevo doblete (5.000-10.000), o de Mahiedine Mekhissi, que quiere hacer uno insólito en el 1.500 y los 3.000 obstáculos.