Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) La imprevisible Milán-San Remo abre la campaña de clásicas primaverales

La 107 edición de la Milán-San Remo, la 'classicissima', abrirá, como es tradición, la temporada de clásicas primaverales que centrarán la atención de los aficionados del ciclismo durante el próximo mes y medio y hasta el comienzo del Giro de Italia.
El pelotón ya ha cumplido dos meses y medio de actividad y después de la disputa de dos citas de nivel como la París-Niza y la Tirreno-Adriático, ahora le toca enfrentarse a las siempre atractivas y espectaculares pruebas de un día, empezando por la cita italiana, imprevisible pese a ser coto de los velocistas.
Serán 293 kilómetros hasta que los aspirantes afronten la característica llegada en la Via Romana, donde los menos llegadores tratarán de llegar con el grupo lo más reducido posible y evitar una 'volata' con los sprinters. Por ello, las dos subidas finales, Cipressa y Poggio, se antojan claves para los ataques, sobre todo el último.
Ahí es donde se presume la gran batalla y una gran cantidad de aspirantes a provocarla como el actual campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan (Tinkoff), deseoso de que su maillot arco iris le dé ese extra para más triunfos de prestigio y que es uno de los favoritos junto al belga Greg van Avermaet (BMC), que ha mostrado su buena forma en la Tirreno y que como el centroeuropeo posee piernas para un buen final.
También querrán su porción de favoritismo el suizo Fabián Cancellara (Trek), ganador en 2008 y siempre peligroso, o el italiano Vincenzo Nibali (Astana), que querrá romper la carrera en el Poggio. Michal Kwiatkowski (Sky), Michael Matthews (Orica), Edvald Boasson Hageb (Dimensión Data), Alexander Kristoff (Katusha), victorioso en 2014, o Zdenek Stybar (Etixx-Quick Step) son otros nombres a seguir y entre los que quieren estar los españoles Alejandro Valverde y Juanjo Lobato, apuestas del Movistar.
El veterano ciclista murciano, experto en pruebas de este tipo, ya corrió la 'classicissima' el año pasado y puede aprovechar esa experiencia para engordar su palmarés, mientras que las características del gaditano le pueden ayudar a estar al menos en la selección decisiva.