Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Las chicas del waterpolo y el balonmano acaparan la atención

Los equipos femeninos de waterpolo y balonmano centrarán la atención en la jornada de este jueves de los Juegos Olímpicos de Londres, con las de Miki Oca ya con premio seguro y las de Jorge Dueñas, a la caza de asegurar un metal histórico.
Las chicas del waterpolo intentarán seguir haciendo historia y buscarán batir a los Estados Unidos, actuales subcampeonas olímpicas, para lograr un oro, el primero de este deporte desde el conseguido por los chicos en Atlanta'96. Ambos, invictos en el torneo, ya se midieron en la primera fase, con empate a nueve goles.
Por su parte, las 'guerreras olímpicas', actuales bronce mundialistas, intentarán emular a sus compañeras y batir a Montenegro para clasificarse para la gran final, y asegurar una presea más a la delegación nacional, logrando algo igualmente inédito hasta el momento y que serviría para cerrar momentáneamente un exitoso ciclo con la plata continental de 2008 y el referido bronce en Brasil el año pasado.
Además, el equipo de natación sincronizado empezará el camino hacia su segunda medalla de plata con la disputa de la Rutina Técnica, para lo que las 'sirenas' Andrea Fuentes, Ona Carbonell, Thais Enríquez, Alba Cabello, Clara Basiana, Paula Klamburg, Irene Montrucchio, Margalida Crespí y Laia Pons contarán con la pieza 'Tamacun', de Rodrigo y Gabriela, y su habitual creatividad para pelear por escoltar a las poderosas rusas.
También en el agua habrá opciones de buscar un buen resultado en forma de diploma olímpico con la veterana nadadora Erika Villaécija, que afrontará la dura prueba de los 10 kilómetros en aguas abiertas. La barcelonesa intentará olvidar la decepción de su no clasificación para la final en piscina de su prueba predilecta, los 800 metros libres.
En el Estadio Olímpico, el atletismo nacional tendrá una de sus mejores bazas para intentar no marcharse de vacío por segundos Juegos Olímpicos consecutivos con Ruth Beitia, que buscará en altura, donde logró el oro en los Europeos de Helsinki, meterse en la final y apurar sus opciones de podio en un concurso mermado por la ausencia de la croata Blanca Vlasic. La saltadora cántabra llega en buena forma tras su éxito en la capital finlandesa y el haber saltado 2,00 metros a finales de julio.
Sin embargo, en el tartán de Strattford el gran protagonista volverá a ser el jamaicano Usain Bolt. El caribeño, tras conseguir de forma fácil se pase a la final, espera convertirse en el único atleta en la historia en revalidar título olímpico en los 100 y 200. Su compatriota Yohan Blake será su gran obstáculo.
Otra opción será en la lucha libre, donde Maider Unda, en -72 kilos, quiere brillar tras rozar el bronce hace cuatro años, y también será el inicio de Carolina Rodríguez y el equipo en la gimnasia rítmica, mientras que el jinete Juan Manuel Muñoz tratará de quedar lo más arriba posible en la final de la Doma Clásica.