Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samuel Sánchez sufre un esguince de clavícula tras una nueva caída en el Tour de Poitou-Charentes

El ciclista español Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) ha vuelto a topar con la mala suerte y ha sufrido un esguince de clavícula en la tercera etapa del Tour de Poitou-Charentes tras su segunda caída importante del año, después de la que sufrió en la Dauphiné Libéré que no le permitió estar al cien por cien en el Tour de Francia, donde tras otra grave caída tuvo que abandonar, perdiéndose los Juegos Olímpicos donde defendía el oro.
En los primeros kilómetros de la tercera etapa de esta carrera francesa, se produjo una maniobra extraña y el campeón olímpico en Pekín 2008 se fue al suelo. El asturiano se dolía de la clavícula derecha y fue trasladado a un centro hospitalario, donde en una primera exploración se observó un esguince de articulación acromio-clavicular de grados dos en clavícula derecha, según explicó el Euskaltel a través de un comunicado.
"A la vuelta habrá que realizar otra exploración más precisa para determinar con mayor exactitud el alcance de la lesión y descartar que haya alguna pequeña fisura. Samuel deberá tomarse una semana de reposo y posteriormente, ir comprobando la evolución de la zona dañada", detalló el equipo naranja.
Tras un inicio de temporada brillante, con victoria de etapa y segundo puesto en la general de la Volta a Catalunya y dos etapas y general en la Vuelta al País Vasco, las caídas están quebrando el desarrollo de la segunda parte del año del líder del equipo Euskaltel.
Si una caída en Dauphiné Libéré le complicó la puesta a punto de cara a un Tour de Francia, que abandonó con sendas fracturas del tercer metacarpiano de la mano derecha y escápula izquierda, otra caída en la tercera etapa del Tour de Poitou-Charentes le ha conducido a una nueva retirada. Este contratiempo trastoca su preparación de cara al Mundial de Valkenburg (Holanda), que se celebrará el 23 de septiembre.