Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Deportes brasileño recibe nuevas acusaciones de corrupción

El ministro de Deportes brasileño Orlando Silva ha recibido nuevas acusaciones de corrupción y continúa la presión a la que está sometido para renunciar a su cargo, a pesar de recibir el apoyo de la presidenta Dilma Rousseff.
Las acusaciones se centran en recibir sobornos propios y para su partido, el Partido Comunista, de hasta 40 millones de reales (23 millones de dólares) lo que podría provocar un problema en la organización del Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.
Varios medios de comunicación han publicado supuestas pruebas que muestran los sobornos del ministro de Deportes de Brasil. En uno de ellos, la esposa de Silva recibía dinero de una organización no gubernamental controlada por miembros del Partido Comunista y también se ha comentado las presiones sufridas por un pastor evangélico, para pagar sobornos a través de un proyecto público de fomento del deporte en los niños.
Silva ha declarado su inocencia y cuenta con el apoyo de la presidenta del Partido Comunista Dilma Rousseff. Sin su apoyo, Orlando Silva se convertiría en el quinto ministro en dimitir por cargos de actuación impropia.
Si se produce la salida del ministro se complicaría la organización y planificación de los eventos deportivos, sobre todo en la construcción de estadios y transporte e infraestructuras, que están siendo criticadas por su coste y tardanza en construir.