Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemany dice que Saba ha "hecho los deberes" para salir a Bolsa

La compañía ganó 14,2 millones en 2015 y prevé repartir dividendos el año que viene
El presidente de Saba, Salvador Alemany, ha asegurado este miércoles que la compañía ha "hecho los deberes" para salir a Bolsa dentro de un plazo razonable con el objetivo de que, cuando el salto al parqué se produzca, el valor de la acción sea fuerte.
Así lo ha dicho en la celebración de la junta de accionistas, que ha contado también con el consejero delegado de Saba, Josep Martínez Vila, y que se ha celebrado en el World Trade Center de Barcelona.
"Hemos hecho los deberes y ahora estamos más cerca de poder salir a Bolsa", ha destacado el presidente de Saba, que ha indicado que todas las operaciones cerradas por la compañía darán en el futuro más valor a la acción.
Saba nació en 2011 como una escisión de Abertis, y se marcó un plazo de entre cinco y siete años para salir a Bolsa, lo que sitúa el calendario en 2018: "Estamos dentro de plazo", ha dicho Alemany, que ha apuntado que la compañía podrá repartir dividendos el año que viene.
La empresa gestora de aparcamientos y parques logísticos cerró el ejercicio 2015 con un beneficio neto consolidado de 14,2 millones de euros, un resultado que contrasta con los 42 millones de euros de pérdidas con los que cerró 2014, ejercicio lastrado por costes contables.
Y es que el resultado de 2015 estuvo impulsado por las desinversiones del parque logístico de Toulouse (Francia), que vendió por 23 millones, y por la venta de su participación del 32% a Merlín Properties en Cilsa, la sociedad gestora de la ZAL del Puerto de Barcelona, por la que ingresó 50 millones.
Los ingresos ordinarios de explotación de Saba fueron de 222 millones de euros en 2015, un 3% más, mientras que el Ebitda creció un 11%, hasta los 103 millones, si bien teniendo en cuenta el impacto de las desinversiones --como las de los parques logísticos de la Zal Toulouse y Cilsa--, la cifra de negocios se situó en 240 millones, un 12% más, y el Ebitda en 121 millones, un 30% más.
De enero a mayo, la compañía, que redujo su deuda financiera neta un 11% el año pasado, hasta los 522 millones, ha cosechado unos ingresos de 88 millones de euros y un Ebitda de 40 millones.
ESPAÑA CONCENTRA EL 72%
Por divisiones, la de aparcamientos concentra el 86% de los ingresos y el 14% restante corresponde a la de parques logísticos, que registraron una ocupación media del 87% el año pasado y que está integrada por el Parc Logístic de la Zona Franca de Barcelona, Facilities Area Cim Vallès, ZAL Sevilla, Arasur y Lisboa.
Por países, España aglutina el 72%, Italia el 17%, Chile el 7%, Portugal el 3% y Andorra el 1%: "La diversificación geográfica es un objetivo primordial para desconcentrar los riesgos", ha dicho Alemany.
La división de aparcamientos de Saba mantuvo el año pasado la tendencia favorable de 2014 y finalizó el ejercicio con un incremento de la rotación del 6% y 37.509 abonados, un 23% más, y hasta mayo de este 2016 el aumento de rotación se ha situado en el 8% y los abonados alcanzan los 43.117, un 18% más.
El número de aparcamientos se ha incrementado entre 2011 y 2015 en más de un 80%, con 371, y el de plazas un 43%, hasta las 194.000, lo que se traduce en una inversión acumulada en expansión de 482 millones, y en este periodo de tiempo los ingresos de explotación han crecido un 16%, el Ebitda de gestión un 35% y el margen asociado a este Ebitda un 6%, pasando del 40% al 46%, ha destacado Martínez Vila.
RETOS
Alemany también ha señalado que los principales retos que aborda la compañía son la integración de los aparcamientos de Bamsa y de la compra de la concesionaria portuguesa CPE, lo que supuso una inversión de 25,3 millones y se tradujo en la adquisición de 19 aparcamientos y 9.900 plazas con una vida media concesional de 30 años.
Otro de los retos es el despliegue del VIA T en Italia y Portugal después de su consolidación en España, donde el año pasado se registraron más de 5,6 millones de movimientos, un 38% más que en 2014.
ACUERDOS DE JUNTA
La junta ha aprobado el reparto el 21 de julio de 9,97 millones de euros con cargo a la partida de reserva de prima de emisión, equivalente a 0,0135 euros brutos por acción, que se repartirán sus principales accionistas: Criteria, Grupo Torreal, KKR y Proa Capital.
Este importe es el mismo distribuido en los ejercicio 2013, 2014 y 2015, y Alemany ha destacado que "Saba tiene la voluntad de orientarse hacia una política estable y sostenible de distribución de dividendos en función de su resultado ordinario recurrente".
La junta de esta compañía gestora de aparcamientos y parques logísticos también ha aprobado autorizar al consejo de administración para que si, lo considera necesario, amplíe el capital de Saba en hasta un 50% del actual.