Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso pide al Gobierno que siga apoyando la compra de vehículos eléctricos

Los 'populares' se muestran contrarios a nuevos incentivos económicos
La Comisión de Industria del Congreso ha aprobado este jueves una proposición no de ley de CiU pactada con el PP y el PSOE para instar al Gobierno a que siga apoyando la compra de vehículos híbridos y eléctricos --motocicletas, ciclomotores, bicicletas y motos-- con el fin de "consolidar el potencial" de mercado que generan.
La iniciativa, que ha conseguido el respaldo unánime de los grupos, ha sido defendida por la nacionalista catalana Inmaculada Riera, quien teme que reducir las ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos suponga "un freno" al sector, sobre todo ante la "desfavorable" relación ayuda-precio de la que gozan actualmente las motos eléctricas.
"Hay que tener en cuenta que durante el primer trimestre del año las ventas de motos eléctricas fueron muy superiores a las de los coches eléctricos, y su impulso contribuye no sólo a la reactivación de un sector industrial innovador sino también a la sostenibilidad y movilidad", ha añadido la diputada.
Por eso, CiU cree que es "absolutamente necesario" seguir "apostando activamente" con ayudas económicas a la compra de vehículos eléctricos, "una apuesta clara de futuro por la movilidad sostenible" pero cuyos precios aún triplican los de los modelos tradicionales.
NO A MÁS INCENTIVOS ECONÓMICOS
Por su parte, el 'popular' Mario Flores destacó las ayudas al sector que el Gobierno ha puesto en marcha a lo largo de esta legislatura, como el Plan PIMA Aire, pero rechazó la posibilidad de implantar nuevos incentivos económicos, recordando que al margen del precio de estos vehículos existen "otras barreras igual o más importantes" que impiden la generalización de estos medios de transporte.
En otros, la escasez de puntos de recarga, la falta de leyes que "permitan el despliegue de la infraestructura de carga allá donde se necesite", las carencias en la legislación en materia eléctrica para "integrar el vehículo eléctrico y sus particularidades" o la necesidad de desarrollar y potenciar las redes inteligentes como complemento al vehículo eléctrico.
"Todo ello no se aborda en esta proposición no de ley y, desde nuestro punto de vista, no se arregla todo con más subvenciones y más subsidios", ha añadido el diputado, asegurando por último que el Gobierno está preparando "un conjunto de medidas" en este ámbito en colaboración con el sector que pronto serán presentadas a las Cortes.