Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Skoda incorpora al Octavia nuevos motores de gasolina

Skoda ha incorporado al Octavia el motor TSI compacto y el Dynamic Chassis Control (DCC), con lo que el modelo se dota de soluciones más dinámicas y eficientes, anunció en una nota de prensa.
En concreto, la gama queda completada con un nuevo motor de gasolina de tres cilindros de alta tecnología, mientras que el sistema DCC Adaptativo se añade como opción para las versiones a partir de 150 CV.
A partir de ahora, la gama de gasolina y diésel llega hasta los sistemas de propulsión RS con un TSI de 230 CV y un TDI de 184 CV, indica la marca.
En la gama TSI, un propulsor tricilíndrico de gasolina turboalimentado ha sustituido a la versión 1.2 de cuatro cilindros. Desde su capacidad de 999 cm3, el nuevo TSI genera 115 CV y ofrece un par motor de 200 Nm entre las 2.000 y las 3.500 rpm.
Combinado con la caja de cambios DSG de 7 marchas, el nuevo TSI 1.0 acelera el Skoda Octavia berlina de 0 a 100 km/h en 10 segundos y alcanza una velocidad punta de 202 Km/h. En combinación con la caja de cambios manual de 6 marchas, los 100 km/h se pueden alcanzar en 9,9 segundos.
En todo caso, la mejora más importante del motor TSI tricilíndrico es el consumo de combustible, que es un 8% menor que el de su antecesor. El berlina con caja de cambios DSG de 7 marchas consume 4,5 litros a los 100 km y emite 105 gramos de CO2/km, mientras que con el cambio manual se mantiene el mismo consumo y las emisiones se sitúan en 103 g de CO2/km.