Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

TRW dice que fabricar las direcciones del nuevo Polo reduciría a 183 los despidos en Pamplona

Plantea al comité prejubilar a 13 personas dentro del ERE con otros costos que los planteados por la parte social
El comité de empresa de TRW en Pamplona ha informado de que la dirección le ha comunicado que "en los próximos días" podría decirles "algo" sobre la posibilidad de que la planta de Pamplona fabrique las direcciones del nuevo Polo de Volkswagen, algo que, según la compañía, "posibilitaría reducir a 183 los despidos planteados en el ERE".
Además, la empresa, que ha dicho que "el ERE es una necesidad urgente", ha trasladado a los representantes de los trabajadores que "podría prejubilar a 13 personas dentro del ERE si tuvieran otros costos que los planteados por la parte social".
Tras la reunión mantenida este martes entre los sindicatos y la compañía, el comité de empresa ha afirmado, a través de un comunicado, que la dirección no ve "la forma de que funcione" la propuesta de la representación sindical de 130 prejubilaciones en cinco años como alternativa al ERE de 250 despidos "por tiempo y ahorro", ya que "tiene otros costos adicionales".
Por su parte, el comité le ha trasladado a la dirección que "con su forma del ERE aumenta el coste medio de las retribuciones, ya que mantiene a las personas con más costes (incluida toda la dirección) y elimina al personal con más bajo coste". La dirección, según los sindicatos, "dice que el coste que se quedaría no es crítico, no es importante y no lo ha mirado ni cuantificado".
"TRW tiene producciones a día de hoy sin asignar a ninguna planta y vemos que no es su intención traerlas a Pamplona, garantizando el futuro de la fábrica", ha criticado el comité, que también ha comunicado a la dirección su "disposición a negociar condiciones laborales para que la planta sea competitiva y posibilitar la llegada de cargas de trabajo, dentro de un marco de negociación, ligado al futuro de la planta y donde las salidas no sean traumáticas".
A juicio de los sindicatos, "el marco que ha diseñado la dirección no es de negociación". "Un expediente de extinción, más ETT, más doble escala salarial, subcontratación del almacén. Se contradicen con unas condiciones sin garantía de futuro", han asegurado.
Finalmente, han censurado que "en el siglo XXI se negocia de otra manera". "Estamos dispuestos a garantizar futuro. Los que determinan los cierres de las plantas no son la parte social, sino las dirección de las multinacionales", han concluido.