Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volkswagen pagará 3.950 euros a cada empleado en compensación por su "fuerte compromiso"

Los empleados de Volkswagen cubiertos por el acuerdo de negociación colectiva recibirán un bonus de 3.950 euros correspondiente al ejercicio fiscal 2015, según ha acordado la compañía en negociaciones con los representantes de los trabajadores de las plantas de Brunswick, Emden, Hanover, Kassel, Salzgitter y Wolfsburg.
El bonus se basa en una adaptación de la negociación colectiva con IG MEtall y en el futuro se calculará tomando dos años como base, ha informado el fabricante alemán en un comunicado.
El miembro de la junta directiva para Recursos Humanos de Volkswagen, Karlheinz Blessing, ha afirmado que los empleados de la compañía "llevaron a cabo una muy buena actuación el último año, a pesar de la difícil situación" causada por el escándalo de las emisiones.
"Su fuerte compromiso merece ser admitido y se reconoce en forma de este bonus, que es una clara señal de que la junta directiva y los representantes de los trabajadores afrontarán juntos los retos complicados", ha añadido.
Por su parte, el presidente del comité de empresa de la compañía, Bernd Osterloh, ha señalado que los empleados de las plantas de Volkswagen "trabajaron bajo mucha presión el año pasado".
En opinión de Osterloh, la situación vivida por la empresa el año pasado se caracterizó por "turnos especiales y horas extraordinarias" y los empleados "demostraron su firme compromiso con la compañía, incluso en los momentos difíciles".
"Por ello, la junta directiva y el comité de empresa estamos convencidos de que se merecen este bonus", ha añadido el representante de los trabajadores, según quien, "como se esperaba", el presidente de la compañía, Matthias Müller, "demostró ser un justo socio de la negociación".