Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de ZF-TRW critica que la dirección "no quiere negociar" y "su única alternativa son despidos"

La comparecencia del director de la planta de Landaben en el Parlamento ha concluido con incidentes a su salida de la Cámara
El presidente del comité de empresa de ZF-TRW de Landaben, Josi Álvarez, ha criticado, tras la comparecencia en el Parlamento del director de la fábrica de ZF-TRW en Landaben, Paul Henry Parnham, que "lo que ha dicho es un poco lo que venimos intuyendo, que no quiere negociar en ningún momento con el comité" y que "la única alternativa son los despidos".
"Nos plantean ecuaciones imposibles, el ánimo de la gente va decayendo", ha expuesto Josi Álvarez, que ha vuelto a exigir a la dirección que "se siente a negociar en un marco normalizado". "Ya vale, estamos hablando de 620 familias", ha advertido, para pedir que "sea una negociación seria".
Ha defendido, además, que "los trabajadores ya han hecho por el futuro de esta empresa, llevan años demostrándolo" y ha remarcado que "hemos cumplido a rajatabla lo que nos han dicho", por lo que, según ha dicho, "los que tienen que cumplir son ellos".
"Tienen que cumplir lo firmado, tienen que traer el plan industrial, garantizar el futuro de esta planta como así lo rubricaron hace tres años y hacer una apuesta de futuro sobre Pamplona, no puede decirnos que no hay trabajo", ha señalado, en declaraciones a los periodistas.
En este sentido, ha sostenido que ZF-TRW "tiene cargas de trabajo para Pamplona" y ha incidido en la idea de que el comité de empresa "está dispuesto a negociar las condiciones, pero tiene que ser ya". "Que sean claros", ha pedido a los responsables de la planta de Landaben.
INCIDENTES A LA SALIDA
La comparecencia del director de la fábrica de ZF-TRW de Landaben en el Parlamento ha concluido con incidentes a su salida de la Cámara, donde estaban concentrados los trabajadores para rechazar el ERE.
Una vez finalizada la comisión, el responsable de la planta de Landaben ha abandonado el Parlamento por una puerta lateral, en vez de por la principal, momento en el que los trabajadores concentrados han corrido hasta esa salida para abuchear, pitar y golpear el coche en el que iba Parnham.
Los trabajadores han cortado el tráfico y se ha vivido un "momento de tensión" con la Policía Foral, que les ha disuelto una vez el coche ha abandonado el lugar.
El presidente del comité de empresa de ZF-TRW de Landaben, Josi Álvarez, ha criticado que Parnham "no haya tenido la valentía de dar la cara a la plantilla" y ha afirmado que los trabajadores, "en un momento, también tienen que sacar esa rabia contenida".
"En vez de salir por la puerta principal que es donde sale la gente honrada, ha tenido que salir por la parte de atrás escoltado por la policía, como salen los delincuentes habitualmente", ha criticado.
Ha explicado Álvarez que se "ha vivido un momento de tensión" y ha considerado que "la gente se ha comportado correctamente". "No vamos a decir que ha sido una carga, ha sido un momento de tensión, han querido por lo menos que dé la cara delante de la plantilla. Ha sido simplemente un momentito de tensión porque llevamos ya tres semanas, una situación que no es agradable", ha agregado.