Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 40% de los usuarios usa o va a usar nuevos modelos de movilidad, según Bosch Service Solutions

El 40% de los usuarios manifiesta que usa o va a usar los nuevos modelos de movilidad por carretera, al tiempo que al 75% le parece interesante disponer de sistemas de conectividad en el vehículo.
Estas consideraciones aparecen recogidas en el informe 'El coche conectado: penetración y servicios que demandan los clientes', elaborado por Bosch Service Solutions, empresa especializada en servicios de movilidad y atención al cliente en modalidad de externalización, perteneciente al Grupo Bosch.
A pesar de que solo el 4% de los encuestados tiene conectividad en sus vehículos, la mitad de los automovilistas ya manifiesta que este aspecto puede ser un factor de decisión a la hora de comprar un coche de una marca u otra.
El informe considera que "la convergencia entre el sector de las telecomunicaciones y el de la automoción es ya una realidad", y que "dotar de conectividad a los coches se está convirtiendo en una estrategia de diferenciación de los fabricantes".
Aparte de los fabricantes de vehículos, Bosch Service Solutions indica que otras empresas del sector como aseguradoras, empresas de renting y leasing, así como los nuevos players que están emergiendo con nuevas fórmulas de movilidad como el carsharing, han puesto la conectividad en el centro de su negocio.
El objetivo de este posicionamiento es captar y fidelizar a los clientes con un abanico de servicios de valor que se puedan ofrecer gracias a la conectividad en el vehículo.
Si además estos servicios de valor impactan directamente en la experiencia de cliente y se convierten en un factor de decisión en el proceso de compra, toman una mayor relevancia, señala el informe.
En un entorno más competitivo, donde emergen nuevos modelos de movilidad y en donde los clientes ya no quieren atesorar activos y son "mucho más exigentes e infieles", las empresas se ven obligadas a "adaptarse e innovar para ser competitivos y sobrevivir".
"Por todos estos motivos, la conectividad y los servicios de valor que impactan en la experiencia de cliente son la gran esperanza para la industria", afirma.
Bosch Service Solutions ha elaborado este estudio para analizar el estado del arte del sector. Uno de los objetivos que persigue es verificar el estado de la penetración del coche conectado y si, independientemente de la penetración actual, los clientes finales consideran como un valor añadido que sus coches tengan conectividad o no.