Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almagro destrona a Nadal en la revancha de la pasada final

Rafa Nadal se despide del Conde de GodóGtres

El tenista español Nicolás Almagro ha ganado este viernes a su compatriota y número 1 actual del ranking ATP Rafa Nadal (2-6, 7-6 y 6-4) en los cuartos de final del Barcelona Open Banc Sabadell-62º Trofeo Conde de Godó, con lo que se ha tomado la revancha de la pasada final en la capital catalana y ha destronado al rey del torneo, ya que el balear ha ganado ocho veces el Godó y sumaba 42 victorias consecutivas.

Así, Almagro ha acabado con una racha de 42 triunfos seguidos sobre la tierra batida de la Pista Central del RCT Barcelona-1899 de Rafa Nadal, que dice adiós en cuartos de final como claro favorito, y ante un 'verdugo' al que el año pasado hizo pasar por su yugo en la final (6-4 y 6-3). Esta vez, ha sido el murciano quien en un gran partido, que tuvo de todo, le venció en tres mangas.
No cedía un set Nadal en Barcelona desde 2008, cuando pese a ganar a David Ferrer en la final el de Xàbia le ganó la segunda manga (4-6). Desde entonces, Nadal siempre había ganado por la vía rápida, con algún 'tie break' cedido, eso sí, pero nunca se había encontrado con tal oposición como la de Almagro esta tarde, crecido con su juego de menos a más.
El murciano ha destronado al rey a base de creer en sus posibilidades. Llegaba de ganar a Fernando Verdasco en otro duelo fratricida y consciente de que era el jugador con menos presión en pista este viernes. El gran favorito era Nadal, el manacorí se llevó el primer set fácil en 39 minutos y por 6-2, pero ahí apareció el tesón de Almagro para lograr la que es, además, la primera victoria contra Nadal en su carrera.
Había un 10-0 favorable a Nadal en duelos directos contra Almagro hasta el momento, pero el murciano por fin ha acabado con la tiranía del balear. Tras ganar en el 'tie break' a Nadal en el segundo set (7-6[5]), en la tercera y definitiva manga encontró su mejor saque, su mejor juego de fondo de pista, y cerró el partido en el décimo juego, con su servicio, tras tres 'iguales' y con un derechazo ganador imparable.
Lo celebró con rabia el murciano, número 20 actual del mundo pero de las mejores raquetas en arcilla. Antes ya había dado muestras de carácter, de pundonor, ante un Rafa que no jugó mal, con periodos de juego brillante sobre todo en el primer set, pero que al final sucumbió ante la 'bestia' que fue hoy Almagro contra quien considera un 'monstruito' que deja bien poco a los rivales. Pues bien, esta tarde el murciano se metió en el poco terreno que dejó el balear para acabar con su gran racha triunfal en el Godó.
Con un último set con hasta cinco roturas de servicio, el partido se decantó en el noveno juego, cuando Almagró hizo el tercer 'break' de la manga al balear en blanco para el 5-4. Se puso 0-40 arriba y no desaprovechó ninguna de las tres bolas de rotura que tenía. En su saque, no vaciló para el 6-4 pese a que Nadal llegó a tener tres bolas de rotura, y consiguió la hazaña de seguir vivo y plantarse en semifinales, donde jugará contra Giraldo o Kohlschreiber.
Nadal: "Podría haber ganado, pero quien gana es justo vencedor"
"Hoy ha tocado perder, cuando creo que por buenos momentos podría haber ganado el partido. Así como la semana pasada creo que David fue mejor que yo, hoy no ha sido tanto así. Pero en tenis el resultado siempre es justo, quien gana es justo vencedor, felicitar a mi rival y se acabó", manifestó en rueda de prensa.
Nadal reconoció que es imposible tener siempre éxito en su carrera. "No tendré éxito toda mi vida, como en Montecarlo o ahora aquí. Espero llegar bien a Madrid, y estar un pelo mejor para hacer un buen resultado. Me ha tocado perder dos semanas seguidas, hacía tiempo que no pasaba en tierra. Es lo que hay, hay que aceptarlo y saber aguantar igual que en los momentos buenos. Es un drama, pero la vida sigue", comentó.
"Un drama es lo que le ha ocurrido hoy a Tito, eso sí son desgracias. No vamos a hacer un drama ahora de dos derrota. Todos los jugadores pasan por momentos buenos o malos, ahora me toca a mí pero sin ningún drama", argumentó el tenista, que tuvo palabras de elogio y buen recuerdo para el fallecido extécnico del FC Barcelona.
A partir de ahora, preguntado por Roland Garros, cree que la única modificación podría ser que no le den como claro favorito. "Veremos lo que ocurre, mi ilusión en Roland Garros será la misma que en años anteriores, pero pienso en jugar bien en Madrid", recalcó.
"No estoy mal físicamente, estoy bien. Lo importante es estar preparado para el reto de pelear y cambiar la situación y volver a ganar, sea en Madrid, Roland Garros o lo que venga. No voy a ganar ni 15 Godó, Montecarlo o Roland Garros, pero voy a ser un jugador que va a seguir intentándolo. Mi prioridad es esta, ganar o perder son cosas que pasan", manifestó el manacorí.
Almagro: "Es una victoria que puede marcar un punto de inflexión"
"Es una victoria muy importante en mi carrera, toca descansar y preparar el partido. No hay tiempo para disfrutarlo, pero puede marcar un punto de inflexión en mi carrera, no había ganado nunca a Rafa y hacerlo en un torneo donde ha ganado ocho veces, mejor", recalcó en rueda de prensa.
Almagro, además, ironizó con sus duelos previos. "Si llego a pensar que era un 10-0 no entro ni a jugar, le doy la mano y le digo 'ahí lo tienes'. Han sido partidos intensos, duros, en algunos he tenido oportunidades, como en Madrid que jugué un tenis bastante bueno. He jugado agresivo, he sido un poco más certero y he conseguido la victoria", aseguró.
"No he mirado las estadísticas pero venía jugando bien, agresivo, si he concedido 10 bolas de 'break' debo mejorar para mañana, porque son muchas. He salido airoso de ese aspecto, mañana debo estar más pendiente. Las posibilidades siguen siendo las mismas, estamos en semifinales y hay que seguir luchando, haciendo las cosas como venimos haciéndolas y ojalá pueda estar el domingo. Siempre he creído en mí, los que no creen en mí se habrán sorprendido", se sinceró.
Con esta victoria siente felicidad por todos los que le rodean. "Es una victoria importante y para toda la gente que ha recibido críticas de mi entorno cuando las cosas no salían bien, pues me alegro por ellas, por mi familia, y sobre todo por mi entrenador, que se han dicho muchas tonterías sobre lo que hacíamos, se ha quedado marcado en la Pista Central de Barcelona", argumentó.
"Es una victoria especial pero no hay que darle más importancia, no es la final. Lo que hay que hacer es pensar en mañana, cuando acabe el torneo quizá sí lo veo todo de otra manera. Hemos conseguido una victoria pero quedan dos más", apuntó sobre la posible final del domingo, donde optaría a ganar su primer Godó.