Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cardenal: "Me parece perfectamente legítima la demanda de Nadal a Bachelot"

El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, defendió el "derecho" y la legitimidad del tenista español Rafa Nadal a la hora de demandar a Roselyne Bachelot, exministra francesa de Salud y Deportes que indicó que el balear había dado positivo y de quien resaltó su "irresponsabilidad" y "ganas de llamar la atención" ante unas declaraciones que suponen "una agresión intolerable".
"Es un derecho individual, pero cuenta con todo el respaldo del Gobierno. Nadal es un español del que todos nos sentimos orgullosos por su compromismo con nuestro país, los valores que representa y por una trayectoria que tiene acreditada. Ha sido objeto de una agresión intolerable, cualificada en su gravedad que proceden de una antigua responsable de un ministerio de gobierno de Francia", declaró Cardenal tras la inauguración de la jornada informativa sobre recomendaciones de cara a Río 2016.
El presidente del CSD aseguró la "falta de pruebas" de una persona "que ha ocupado cargos de responsabilidad" en el gobierno francés y "no puede hacer este tipo de declaraciones". "No es lo mismo que una persona particular pueda decir una idiotez o una mentira, a que lo diga una persona que ha ocupado cargos de responsabilidad en la lucha contra el dopaje", señaló.
"Carece de la más mínima prueba y me parece perfectamente legítimo el anuncio que ha hecho Rafa Nadal. Los que no la conocíamos ya sabemos qué tipo de persona es y qué calificación moral merece su falta de respeto a los valores más esenciales de la convivencia. Me parece perfecto que tenga que contestar a los Tribunales", indicó.
Ante las consecuencias relacionales con el país vecino, Miguel Cardenal separó las responsabilidades de las organizaciones deportivas e instituciones gubernamentales francesas de las que "debería tener" Bachelot.
"No hay que hacer de esto una cuestión de Estado, estamos ante una persona desoficiada, con ganas de llamar la atención y manifiestamente irresponsable que ha hecho unas declaraciones reprobables. Las afirmaciones que ha hecho se descalifican por sí solas. Cualquiera que conozca el funcionamiento de la normativa y las instituciones saben que es imposible que lo que dice esta señora sea verdad", concluyó.