Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

David Ferrer se despide en tercera ronda del US Open

El tenista español David Ferrer resultó eliminado este domingo en la tercera ronda del Abierto de los Estados Unidos, cuarto y último 'grande' de la temporada, tras caer en cuatro sets ante el francés Gilles Simon (6-3, 3-6, 6-1, 6-3) después de casi tres horas de partido.
El de Jávea, sexto cabeza de serie del evento, tenía ante sí el duro reto que siempre supone el jugador de Niza, un rival que inspirado es capaz de crear problemas a cualquiera y que en esta ocasión estuvo más sólido que el alicantino, casi siempre a remolque en el partido.
En cambio, 'Ferru', semifinalista en 2007 y 2012 y que había superado esta ronda en Flushing Meadows desde 2010, no tuvo su mejor día, acumulando hasta 52 errores no forzados, atrapado en el mejor juego de fondo de pista del galo, que sólo fue superado en el segundo parcial y que superó por segunda ocasión en su carrera la tercera ronda en Nueva York.
Simon era un tenista que no se le daba mal a Ferrer, que le había derrotado en cinco de sus seis anteriores enfrentamientos y habitualmente con relativa facilidad. Sin embargo, pronto se vio que el guión de este partido iba a ser diferente.
El tenista español salió errático, todo lo contrario que el francés, muy seguro y que sacó provecho de los errores de su rival, que alternaba ganadores con fallos claves. El alicantino perdió su saque en el séptimo juego y aunque pudo recuperarlo en el siguiente, el de Niza salvó la situación para hacerse con la primera manga.
Simon continuó con sus mejores sensaciones y se puso por delante en el inicio del segundo parcial, rompiendo el primer saque de 'Ferru'. El de Jávea acertó en esta ocasión a aprovechar su oportunidad y con un tenis más sólido, logró dos 'breaks' más para coger aire y meterse de nuevo en el partido.
Pero a partir de ahí, la iniciativa fue del francés, mucho más seguro en la pista, mientras que los errores volvían a aparecer en el juego de Ferrer, arrollado en el tercer set. En el cuarto, Simon aprovechó el primer despiste del español para robarle el servicio y ponerse 4-2 arriba, una ventaja que supo gestionar pese a que el alicantino tuvo sus opciones.