Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) España se agarra a sus dos 'top ten' para acercarse al Grupo Mundial

La selección española buscará a partir de este sábado el primer paso para intentar volver a la elite de la Copa Federación, para lo que debe imponerse a domicilio a Serbia, avalada por la presencia de sus dos jugadoras del 'top 10' mundial de la WTA.
España busca volver al Grupo Mundial de una competición que dominó a finales de los 90, donde sumó sus cinco entorchados, pero en la que paulatinamente ha perdido protagonismo hasta verse incluso abocada a una pérdida de categoría.
Precisamente, la época más gloriosa del tenis femenino español coincidió con el brillo que le daban la actual capitana del equipo, Conchita Martínez, y Arantxa Sánchez-Vicario, algo que ahora se repite con la presencia de Garbiñe Muguruza y Carla Suárez.
Con la presencia de ambas, la selección vuelve a jugar, 16 años después, con dos jugadoras entre las diez mejores del mundo en la 'FedCup', con el objetivo de superar a Serbia para así pelear por el ascenso al Grupo Mundial contra una de los cuatro perdedores de los cuartos de final de esta división (Rumanía-Rep.Checa, Alemania-Suiza, Francia-Italia y Rusia-Holanda).
La hispano-venezolana y la canaria coinciden por primera vez a las órdenes de Conchita Martínez. La de Caracas, actual quinta del mundo, debutó a principios del año pasado ante Rumanía, eliminatoria en la que ganó los dos puntos, pero que no sirvieron de nada, mientras que la de Las Palmas de Gran Canaria fue la líder los últimos años pero descansó el último año y medio tras participar en 2014 en la derrota ante la República Checa.
Ahora, con estas dos jugadores, España aspira a imponerse ante una Serbia, con teórico menor potencial y sin Ana Ivanovic, pero que lo quiere paliar con la ventaja y el ánimo que siempre da el poner la pista que más incomode al rival por ejercer de anfitrión. En este caso, será una superficie rápida y cubierta del Kraljevo Centre, donde más pueden sufrir las españolas, que esperan encarrilar el cruce ya el primer día.
La responsabilidad será para la finalista en Wimbledon, 'obligada' a imponer su mejor ranking ante la número dos serbia, Bojana Jovanovski, y quitar presión a su compañera de dobles en el segundo duelo del sábado ante Jelena Jankovic, exnúmero uno del mundo y de vuelta al equipo cuatro años después.