Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un entrenador demanda a Rafa Nadal para que reconozca su labor en la mejoría del saque

Óscar Borrás dio una clase magistral al número dos del mundo en 2009
El entrenador de tenis Óscar Borrás ha interpuesto una demanda contra Rafa Nadal para que el número dos del mundo reconozca que la mejoría de su saque se produjo tras recibir una clase magistral del alicantino.
Borrás, que tiene una academia en Torrellano (Alicante), presentó el pasado 26 de octubre una demanda contra el manacorí en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Manacor (Mallorca).
Con dicha demanda de acto de conciliación, Borrás pretende que Nadal reconozca la influencia de la clase que recibió en octubre de 2009 en Manacor en la mejoría de su servicio, que quedó patente el curso pasado con la victoria en el US Open.
Según el preparador alicantino, fue Toni Nadal quien solicitó su ayuda porque el joven tenista mallorquín estaba "preocupado con su servicio" al que deseaba imprimir "mayor velocidad y eficacia", reza la demanda a la que ha tenido acceso Europa Press.
"Sólo quiero que se reconozca mi labor. El año pasado durante el US Open llegó a sacar a 210 kilómetros por hora", explicó en declaraciones a Europa Press, considerando que la temporada pasada fue la más exitosas para el manacorí.
Por otra parte, explicó que no había querido interponer antes la demanda para no descentrar a Nadal y se deshizo en elogios hacia Toni Nadal, a quien calificó como "muy humilde". "Yo agradezco a Toni y a Rafa que se dejaran asesorar. Es muy difícil que un técnico deje a otro entrenar a su pupilo, pero Toni es un ejemplo de humildad", apuntó.
"El año pasado Rafa estaba pendiente del 'Grand Slam' y no era el momento, pero ahora quiero que se me reconozca", añadió al tiempo que destacaba la facilidad de aprendizaje del balear. "Es un 'crack' y en sólo dos horas fue capaz de pulir su saque y servir a la perfección", finalizó.