Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco: nuevo icono pop

El Papa Francisco mueve masas y llena estadios como un ídolo celestial que encandila indiscriminadamente a católicos, ateos y agnósticos, una audiencia de lo más variada para un pontífice claramente para todos los públicos. Le hemos visto agitando a los jóvenes en la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil y cada semana, miércoles y domingo, en la plaza de San Pedro arengando a una multitud cada vez más numerosa. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo sentirse impresionado por él. Cada vez que habla da un titula y la autenticidad de sus gestos y palabras resulta conmovedora. Pero, ¿puede ser un Papa un icono de la modernidad??. Bergoglio, el argentino, tiene todas las papeletas.

Desde que fue elegido hace menos de un año, acapara portadas, ha sido el más elegante e interesante del 2013 para la revista masculina Esquire, el personaje del año para Time y un Papa coraje para la glamurosa Vanity Fair. 'Forbes', la publicación estadounidense centrada en el mundo de los negocios y las finanzas, ubicó al Papa en el cuarto lugar de la lista de 'Las personas más poderosas del mundo' en el pasado año.
Su última conquista, involuntaria, copar la primera de Rollings Stones, la revista de tendencias, cultura y música más importante del mundo. La influencia de su estilo sobrio, austero y humilde ha saltado incluso a las pasarelas, con prendas inspiradas en él en su Argentina natal, o colocando un cierto aroma religioso en las colecciones de algunos grandes diseñadores italianos.
Por no hablar de las adhesiones masivas en la red a este Papa 3.0, el líder más buscado del mundo en google, récord de impacto en redes sociales y pontífice mediático con fondo: loco por los pobres y crítico con los poderosos. El último icono de la cultura pop se llama Francisco y marca estilo.