Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alovera pone un detective a un policía al sospechar que su baja es fraudulenta

Alovera es un municipio de Guadalajara. Tiene 13.000 habitantes y una plantilla de 13 policías locales. Uno de ellos, Luis Miguel lleva cuatro años de baja por una dolencia cardíaca por la que ha sido intervenido cuatro veces. Sin embargo, el Ayuntamiento cree que esta baja es fraudulenta y por eso le ha puesto un detective privado. "He llegado a mandar una fotografía desde la UVI para justificar que he sido intervenido", ha dicho Luis Miguel, que pilló in fraganti al detective. "Mi familia no tiene por qué estar perseguida por el Ayuntamiento, por este señor o por quien sea."