Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una campaña "light" y superficial

Durante la campaña los representantes políticos cometen errores como hablar al público con mensajes a lo "Robin Hood", mostrarse agresivos con el adversario o hablar poco del programa. En las pasadas elecciones, los partidos emergentes  hicieron un uso exagerado de mensajes populistas que en estas elecciones han modificado con mensajes más generales a los votantes. En general, todos los representantes políticos se han dedicado a hablar poco del programa electoral, pero sí han desacreditado al adversario, como se comprobó durante el único debate a cuatro. Entre los aciertos de los candidatos están reconocer los errores, mostrar empatía y tender la mano a los contrincantes.