Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas, una ciudad desierta

Las calles de Bruselas están desiertas. La ciudad sigue conmocionada tras los atentados sufridos, el ejército ha tomado cada rincón de la ciudad y se han puesto controles en varios puntos. Nuestro compañero Álex Rodríguez ha recorrido la ciudad. Solo en la zona en la que se encuentran las instituciones europeas se aprecia una mayor afluencia de coches.