Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pioz, 3.000 habitantes y 10 millones de euros de deudas

Urbanizaciones abandonadas, una depuradora, una piscina... Todo estaba preparado para recibir a 25.000 personas. Sin embargo, la burbuja inmobiliaria trajoa la crisis a Pioz, un pueblo de apenas 3.000 habitantes y con una deuda de 10 millones de euros. "Estaba diseñado para que al pueblo no le costara nada, iban a hacerse cargo los promotores que trabajan en la zona. Con la crisis muchos de estos promotores quebraron y se nos ha quedado la deuda", nos ha contado el alcalde del municipio.