Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verónica no puede ponerse en contacto con su hermana, monja del Palmar de Troya

Desde 2002, cuando fue excomulgada, Verónica no puede hablar con su hermana, monja en el Palmar de Troya. Hablar con ella es algo inalcanzable. Los miembros de la congregación le dan largas, le ponen excusas o le cuelgan el teléfono directamente. En la última ocasión, los palmarianos le dicen que ella les escribirá una carta. Sin embargo, su hermana no sabe su dirección.