Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'AR' muestra una foto del que podría ser el primer sospechoso del caso Madeleine

El viernes 22, la prensa británica 'reabría' el caso de Madeleine McCann. Publicaba las fotografías de Raymond Hewlett, un ciudadano británico que se encontraba en la Praia da Luz cuando desapareció la pequeña y que fue condenado en los 70 por delitos de abusos a menores. Es el principal sospechoso de la invesitigación que llevan a cabo detectives contratados por los McCann. Al ver los tabloides, una persona que quiere guardar el anonimato ha enviado a El Programa de Ana Rosa una imagen que tomó hace medio año: se trata de él en Badajoz.
La historia es, cuando menos, extraña. Raymond Hewlett hacía un viaje de Portugal a Alemania. Había parado en Huelva para recibir tratamiento por el cáncer de esófago que padecía. De hecho, se dirigía a Alemania para que le tratasen allí.
El problema es que viajaba en una camioneta que había equipado como si fuese una caravana. Durante el trayecto, se abrió una de las puertas. La mujer de Raymond, Marianna Schmuker, le pidió al mayor de sus ocho hijos, con los que viajaba, que cerrase mientras la camioneta seguía en marcha. Desgraciadamente, el pequeño se precipitó a la carretera y fue arrollado por un coche que venía detrás. Murió.
La imagen que envía esta persona, que quiere permanecer en el anonimato, corresponde a escasos minutos antes de enterrar su hijo, David, de ocho años. Raymond, Marianna y los otros siete niños, el menor de tan solo diez días de edad, tuvieron que permanecer seis días en Badajoz. Fue entonces cuando estas personas se acercaron por si necesitaban ayuda y tomaron la fotografía. Fue hace seis meses: el doce de Diciembre de 2008.
La investigación resucita
El caso es que Raymond coincide con el retrato robot que han publicado los 'tabloides'. Hasta el punto de que los investigadores al servicio de los McCann han viajado a Alemania (donde reside actualmente) para tratar de obtener muestras de su ADN. En su momento, no fue inculpado en la desaparición de Madeleine porque una adolescente de 15 años corroboró su coartada. En los años setenta, había sido condenado por abusos sexuales a menores.
El ciudadano que ha enviado la fotografía asegura que vio muchas cosas que encontró extrañas. Por ejemplo, durante el entierro del pequeño comprobó que todos sus hermanos estaban con la madre. Y que este hombre parecía "ido, ausente".
Vivía a una hora de donde desaparició
Actualmente, reside en Alemania donde sus hijos están escolarizados, ha comprobado el Programa de Ana Rosa, y el recibe tratamiento médico por su enfermedad. Los investigadores de la familia McCann, según informa el Telegraph, llegaron el domingo a Aachen (Alemania) para interrogarle. Aunque no tienen autoridad legal para hacerlo, tienen la esperanza de que  él mismo colabore. . Su objetivo es obtener muestras de su ADN para compararlo con muestras recogidas en el domicilio de los McCann que aún no han sido identificadas, ha publicado The Sun. Algo a lo que, según el Mirror, se ha negado
Los detectives también quieren estudiar, según otro diario, el Daily Mirror, su teléfono móvil para ver si se puede dilucidar dónde se encontraba el día en que desapareció Madeleine, pues él residía a menos de una hora en coche del lugar.