Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Toro: "Lo de Nico en Japón es extralarge pero en Europa es medio"

Ana ToroTELECINCO.ES
Recién estrenada la primavera, Ana Toro ha aterrizado en el plató de 'El programa de Ana Rosa' demostrando por qué se ha convertido en una de las concursantes más divertidas de la historia de 'Gran Hermano'. Ataviada con un particular tocado, Ana llegaba para demostrar que ella es así, un torbellino.
El huracán Ana Toro llegaba al plató de 'El programa de Ana Rosa' como sólo ella sabe. Con un tocado de flores en homenaje a la primavera recién estrenada y haciendo gala de su sentido del humor, la concursante más histriónica de 'Gran Hermano', entraba marcándose un particular baile y demostrando una vez lo que ya todos sabemos, que ella es única. "Soy así, no voy disfrazada. Yo visto así."
Nico, su Colón particular
"Se parece mogollón.  Se parece en el húmero y en la nariz de patata pero Colón seguro era más valiente este es un cobardica", ha asegurado entre risas mientras confesaba nuevamente que en el armario Nico y ella no pasaron a mayores y que "sólo hubo besitos" y negaba que en algún momento de esta edición haya ido de víctima.
Extrovertida y muy risueña,Ana negaba la mayor. "Yo no me he enamorado, es un chulo playa. Al principio me gustaba la tranquilidad que me daba", ha confesado mientras reconocía que, aunque no hubiera pasado nada entre ellos si pudo comprobar la 'dote' del italiano, que según ella no es nada del otro mundo. , ha confesado entre risas. "En japón es extralarge pero en Europa es medio"
Dentro de la casa, Nico y ella pasaron del amor al odio en cuestión de días. De dormir juntos, aunque uno fuera y otro dentro del edredón, pasaron a tirarse los trastos a la cabeza en cada rincón y todo parecía indicar que la andaluza bebía los vientos por Nico y que su negativa la dolía. Sin embargo, ella lo ha querido desmentir de forma contundente. "Los cabreos no eran por amor era porque me estaban chinchando", ha revelado mientras confesaba que el italiano utilizaba todas sus armas con ella y le decía cosas que nadie sabe. "Abrazado en la cama me decía otra cosas".
"Al principio hacía el papel de cariñoso", ha confesado mientras aseguraba que no iba a sacar la carta que la dejó en su necesser para no perjudicarle. "Si saco la nota se le notaría el teatro que ha hecho conmigo y que me ha utilizado. Yo le he venido muy bien para sus estrategias", ha dicho mientra revelaba que Nico y Ainhoa criticaban a Fresita y se reían de ella.
Sobre Pepe
Tras la polémica suscitada por las declaraciones de Bea la marquesa, Ana ha querido opinar sobre el posible negocio del madrileño. "Me parece que tiene una educación y unos principios que me extraña. Pepe no juega contra personas juega contra 'Gran Hermano'."
Sin embargo, Ana no se muestra tan comprensiva con Raquel. "Esa prueba es muy fácil pero Raquel dice que no tiene equilibrio y pone cara de pena."