Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban: "Después de la boda, me puse a hacer cintas de lomo"

Belén Esteban contó todas la anécdotas de su bodaTELECINCO.ES
Sincera y genuina, así es Belén Esteban. Y aunque cualquiera esperaría que se quedara muda al preguntarla por lo primero que hizo al finalizar la boda, nada más lejos de la realidad. Tan ocupados estuvieron ella y Fran durante la ceremonia, que al llegar a casa, lo primero que hicieron fue comer.
Nada de canapés, solomillo o salmorejo con Jabugo. Mejor, unas cintas de lomo para llenar el estómago y dormir como un bebé. Al margen de la anécdota, Belén Esteban asegura que disfrutó mucho de la boda. Aunque a última hora lo único que quería era descansar. Porque entretener a casi 400 invitados, no es tarea fácil.
En todo momento tuvo presente a su padre y los instantes más emotivos tuvieron lugar a la salida de su casa, con todos sus vecinos deseándola suerte, y en la Iglesia. "La gente de mi barrio, del de mi madre, mis vecinas... ahí me emocioné mucho. Y cuando vi a mi hermano y a mi Andrea". Orgullosa de su Fran, se le llenaba la boca al reconocer que estaba guapísimo.
 
De blanco radiante y por duplicado
La polémica con su vestido quedó zanjada nada más verla. Espectacular, finalmente fue un vestido de Antonio Pozuelo diseñado para 'El Corte Inglés'. De inspiración Grace Kelly y corte regio, estaba hecho a mano y era de seda natural. Destacaban especialmente los cristales situados en la parte inferior. Además, llevaba una torerita bordada de encaje bordado, ceñida al cuerpo y un velo muy sutil que le cubría la cara. Además, Antonio Pozuelo explica que es un traje único, exclusivo, que no se va a volver a repetir en la vida.
 
Pero este no fue el único vestido que Belén Esteban lució en su boda. Un segundo traje, más sencillo, de tirantes, muy ceñido y con pequeños volantes en la zona de la falda. Este fue diseñado por Julio Reis, responsable también del precioso vestido rojo e Carmen, la madre de Belén.
 
Impresiones
Muy nerviosa al principio, confiesa que en su casa no cabía nadie. ¡Ni los fotógrafos! Tuvo que vestirse en el cuarto de Andreíta. Cuando llegó el momento, Belén no dejó de decirle a Fran las ganas que tenía de convertirse en su esposa. Este, por otro lado, no paró de decir 'te quieros' durante la noche.
 
Carmen, la madre de Belén, leyó una carta escrita por ella misma dedicada a los novios. Sin embargo, la anécdota de la noche vino de manos de dos de los colaboradores de 'El Programa de Ana Rosa'. Nacho Abad se marcó un tango con su mujer en medio de la pista y Santi Villa terminó la noche con un enorme chichón en la frente ¿Alguna copita de más, tal vez...?
 
A la pregunta de los niños, Belén Esteban lo tiene muy claro: "Yo voy a ir a por el niño ya. Mi Andrea ya va a hacer nueve años". Parece que pronto, serán familia numerosa.