Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa de Alba, en crisis

La Duquesa de Alba no cesa en su empeño. Por activa y por pasiva, explica que se encuentra bien y que lo único que actualmente le fallan son las piernas. Su cabeza funciona perfectamente y no niega su amor con Alonso Díez. Eso sí, para la boda, “aún hay tiempo”.
El cisma familiar que está viviendo la Casa de Alba es un secreto a voces. Desde que se conociera la nueva pareja de la Duquesa, parece que algunos de sus hijos están tratando de echar por tierra ese romance, que de confirmarse en la vicaría, podría suponer un cambio sustancial en la herencia. Un peligro que, Carlos, el primogénito y encargado de gestionar los bienes familiares, no parece estar dispuesto a consentir.
En una entrevista concedida a la revista 'Hola', la Duquesa de Alba desmiente los rumores que tachan de delicada su salud. Muy al contrario, se encuentra mejor que nunca y enamorada. "Lo nuestro es un amor verdadero y profundo", afirma. Aunque la soledad también acecha su corazón. ¿Tal vez siente que sus hijos le dan la espalda?
 
La realidad es que su hijo Fernando ha vuelto a afirmar que todo lo que los medios de comunicación han dicho sobre su salud es cierto. Teme que sus hijos quieran incapacitarla, considera que detrás de todo podría estar el Duque de Lugo, y trata de evitarlo. "Me siento sola, una soledad física y del alma", comentaba a la revista 'Hola'. Una soledad con la que Alonso Díez, que confiesa estar enamorado de la Duquesa desde hace treinta años, podría terminar.
 
El entrañable amigo de la Duquesa
 
Se llama Alfonso Díez Carabaotes y nació en Palencia el 15 de noviembre de 1950. Está a punto de cumplir 58 años. A pesar de su edad, es un hombre soltero que no ha contraído matrimonio en ninguna ocasión. Por tanto, aunque suspendida, su primera boda hubiera sido la envidia de muchos.
Es uno de los once hijos de José Díez, personaje que fue muy popular, querido y respetado en la capital palentina. Su carrera profesional ha sido provechosa, ya que actualmente es funcionario del Estado y tiene una empresa de relaciones públicas llamada Guindola S.L. Su aparente buena posición económica desmentiría los rumores que califican a Alfonso Díez como una persona interesada en la enorme fortuna de la Duquesa.
 
Según los que le conocen, es un hombre atractivo, de mediana estatura y de pelo rubio ondulado. Todo un 'partidazo' para la mujer con más títulos nobiliarios de España, que mantuvo una duradera amistad con él antes de que empezara su idilio. Al parecer, la pareja se conoció a través de Pedro Díez, hermano de Alfonso y amigo del segundo esposo de Cayetana, Jesús Aguirre.