Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Champán francés y ostras en el primer cumpleaños de Sacha

Hasta el último momento no se sabía con certeza si la baronesa Thyssen cumpliría con la palabra dada a su hijo Borja y asistiría como estrella invitada al cumpleaños de su nieto. Finalmente, Tita Cervera se convirtió en la 'invitada estrecha' de la fiesta infantil que los padres del pequeño Sacha celebraron como motivo de su primer cumpleaños.
Después de muchos rumores que apuntaban a que la no acudiría al primer cumpleaños de su nieto, finalmente Tita Cervera decidió ejercer como abuela en la fiesta que sus padres le organizaron al pequeño Sacha. Tita caudió a la celebración, pero debido al mal tiempo no la acompañaron las tías del pequeño, sus hijas mellizas Carmen y Sabina. Baronesa Thyssen
Paloma Barrientos ha publicado en Vanitatis que Tita Cerrvera se sentó junto a Mari Paz Pastor, Antonio Salcedo, Manolo Segura y Javier Báñez, "del que se dijo era su novio" y ella siempre lo negó. Mientras que mostró su descontento por la indumentaria de Sacha, con amisa de cuadros, pantalón vaquero y deportivas, ya que, tal y como revela Paloma Barrientos: prefiere que los bebés vayan vestidos de bebé. Además, ignoró sistemáticamente a los tíos maternos del pequeño, habló lo justo con su nuera y no se sentó con sus consuegros en el banquete.
Una situación similar a la que se vivió en el bautizo del pequeño meses atrás. Y un cisma familiar que ya comenzó cuando la baronesa obligó a su hijo Borja a hacerse las pruebas de paternidad y cargó en unas declaraciones contra Blanca Cuesta. Estas polémicas se ven alimentadas por el número de febrero de Vanity Fair. La revista publica un amplio reportaje de la baronesa en el que ha revelado su malestar por que se hayan aireado en los medios todos sus problemas familiares. Según ha explicado a telecinco.es el autor de la entrevista, David López, "Tita Cervera confía y espera que Borja vuelva por la senda familiar y se interese por el arte, un mundo del que ha estado alejado ultimamente".
Cumpleaños a todo lujo
Borja y Blanca organizaron una fiesta infantil por todo lo alto. Nada más llegar al lugar elegido por los padres, el hotel Arts, los adultos se encontraban con una copa de champán como detalle de bienvenida para pasar a continuación al salón donde se había dispuesto un espectacular buffet en el que se podía elegir entre marisco, ostras, pescado al horno, pudin, ensaladas, risotto, pasta, fiambres, jamón, comida japonesa y gran variedad de gominolas.
La celebración estuvo ambientada en el mundo del osito Winnie the Pooh, uno de los personajes de dibujos animados preferidos por una buena parte de los niños. La decoración estuvo muy cuidada con numerosos globos, centros de mesa con forma de paquete de regalo y hasta un animador disfrazado del popular osito y otro de Micky Mouse que le acercaron la tarta al pequeño Sacha, que había estado hasta ese momento descansando en una suite. Borja y Blanca reservaron otra suite más para que el resto de los niños tuviesen la oportunidad de poderse tumbar la siesta, un detalle que muchos padres agradecerían.
Por otro lado, Alejandra Prat, invitada a la fiesta de cumpleaños, ha asegurado para 'ElPrograma de Ana Rosa' que "el niño estaba encantado, súper feliz y no lloró nada. En la fiesta había alrededor de 40 niños y todos se lo pasaban como enanos".